jueves, 30 de julio de 2020

elegir


dicen que elegir es renunciar. hay algo que siempre me ha pasado, y es que al elegir una cosa, me entra la inseguridad de si he hecho bien, y me da la sensación de que aquello a lo que he renunciado es mejor. hasta el punto de idealizarlo...

por ejemplo, cuando en cou -actual 2º de bachillerato- elegí biología en lugar de dibujo técnico (lo conté en una entrada hace años), al cabo de unas semanas me di cuenta de mi error. me parecía que el dibujo técnico era una asignatura super interesante y bonita que me estaba perdiendo. y a ver, es verdad que el dibujo estaba muy bien, y a mí sin duda me convenía más que la biología, pero también tenía su parte árida. no hay ninguna asignatura perfecta.

me recomendaron que me cambiara a dibujo técnico, en parte porque me iba a ser más útil si al final decidía estudiar una ingeniería. me pasaron un folleto con el programa de ingeniería industrial, la que acabé haciendo, y sólo con ver los nombres de las asignaturas ya me parecía que tenían que ser interesantísimas. resistencia de materiales, calor y frío industrial, mecánica de fluidos... lo más de lo más! si no cambiaba biología por dibujo, me cerraba las puertas para estudiar una carrera tan fascinante. bendita inocencia. :D

también me pasa con cosas más triviales. hace dos o tres años salió un coleccionable de u2 con el periódico ‘el país’, y pensé: “bah, no me gusta tanto u2 como para eso”. el año pasado salió una colección similar de pink floyd, y ésa sí la hice, porque como soy fan de otros artistas de rock progresivo tipo genesis o kate bush, pues suponía que me iba a gustar. y efectivamente, pink floyd me ha acabado gustando mucho, aunque al principio su música me dejó muy desconcertado. y ahí fue cuando pensé: “la colección que tenía que haber hecho era la de u2”. escuchaba en youtube canciones de u2 y me parecían maravillosas (sobre todo las de sus comienzos, como i will follow), y me lamentaba de lo que me había perdido. ^_^


ayer estuve en una librería buscando algo para leer estos días. suelo mirar la sección de policiaca/thriller, y en esta ocasión la única novela de ese estilo que me tentó un poco fue la psicóloga de helen flood. pero al darle un vistazo no acabó de convencerme del todo, así que decidí hacer otro tipo de búsqueda. hace unos meses leí belleza roja de arantza portabales, que me gustó bastante, así que busqué algún otro libro de ella, en la estantería de narrativa española por orden alfabético de autores.

encontré una novela de esa autora titulada deje su mensaje después de oír la señal. se puede considerar una novela epistolar, sólo que con mensajes de voz que van dejando los personajes, en lugar de con cartas. es muy amena, aunque ayer cuando empecé a leerla dudé de si esa propuesta literaria tan original funcionaría bien, y me pregunté si no habría sido mejor elección la otra novela de la que hablaba, la psicóloga. en el caso de los libros, eso tiene fácil solución, porque el que no leas ahora ya lo leerás la próxima vez. en cualquier caso, eso me dio la idea de escribir esta entrada sobre elegir y renunciar. ;)

37 comentarios:

  1. Buenas noches Chemita, no se renuncia por elegir hay cosas que hay que hacerlo y si l después te gusta siempre habrá tiempo de volver hacerlo ...Las cosas siempre pasan por algo eso tenlo en cuenta .
    Al menos en mi humilde opinión ...
    Esa música me encanta buen gusto y tan bien es cierto que tendemos siempre a idealizar pero eso nos pasa a todos. Un besote grande y felices sueños.

    ResponderEliminar
  2. Pues yo no me decido, me lo pido todo.
    Mira que me cuesta tomar decisiones, eso sí, cuando lo hago ya no hay vuelta atrás.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  3. Amigo Chemita...
    Siempre tenemos que elegir en la vida.
    En mi caso, suelo meditarlo bastante... Y cuando por fin, tomo una decisión, voy a por ello.
    Intento no pensar en la opción que me dejé.
    No miro atrás.

    Si me salió mal... Pues lo asumo.
    Pero poco suelo equivocarme.

    Se fuerte, Chemita.
    Lo piensas muy bien primero, pros y contras... y cuando tomes una decisión... Para adelante.

    La clave es pensarlo y estudiarlo bien... Eso sí.

    Un abrazo desde el otro lado de las estrellas.
    💖💖💖💥👦💥

    ResponderEliminar
  4. En algunos casos me pasa eso, pero son los menos, porque siempre estoy segura de lo que NO quiero o NO me gusta y así es más fácil.

    ResponderEliminar
  5. A mi me pasa lo mismo chemita debemos aprender a distinguir qué nos hace bien y qué no, para poder elegir correctamente...
    El secreto está en saber elegir lo que uno debe olvidar....
    Quien elige el camino del corazon no se equivoca nunca ¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  6. Elegir siempre cuesta, porque implica renunciar, lo mires como lo mires, y siempre hay temor a equivocarse en la elección.

    Muy chula tu sinceridad. Un abrazo, y buen finde

    ResponderEliminar
  7. Elegir no siempre es renunciar, en algunos casos sólo se trata de dar prioridad a unas cosas sobre otras que llegarán a tu vida pero más tarde. En todo caso, hay veces que no qué elegir porque no hay propuestas de cualquier tipo y de repente se te presentan varias a la vez y todas interesantes y entonces sí te queda esa sensación de inseguridad sobre la decisión tomada. La vida a veces tiene esas cosas tan simpáticas, juega con nosotros.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Tienes razón, a veces después de haber elegido pensamos que nos hemos confundido, pero esa sensación dura poco, pero me has hecho pensar en alguna de mis decisiones y en las alternativas rechazadas. Un abrazuco gordo

    ResponderEliminar
  9. campirela, así es, las cosas suceden por algo, y aparecen en nuestra vida en el momento idóneo, yo también tiendo a pensarlo así. la vida da oportunidades. la parte musical de esta entrada, sabía que te iba a gustar. ^_^

    laura, elegirlo todo es la mejor opción! ;) con los libros, te puedes comprar los dos, aunque luego tendrías que decidir cuál empiezas a leer.

    romaxu, a mí las decisiones que mejor me salen y más claras tengo son aquellas que rectifican otras decisiones claramente erróneas. como cuando cambié biología por dibujo técnico. en ciertos libros de psicología se habla mucho de lanzarse a la piscina, pero en la vida no funciona así, hay que meditarlo todo y sopesar pros y contras, como bien dices.

    tracy, a mí las indecisiones se me presentan ante dos cosas buenas, claro. cuando una de ellas tengo claro que no la quiero, evidentemente ahí no hay problema alguno. por ejemplo, entre una colección de discos de pink floyd y otra de maluma, pues como que no tengo muchos problemas para decidirme.

    besos!!

    ResponderEliminar
  10. lua, debemos hacer caso a nuestras corazonadas y nuestras intuiciones, a veces son sorprendentemente acertadas. analizar las situaciones racionalmente sí, pero la intuición de si tú realmente te ves haciendo algo o no, debe tener la última palabra.

    albada, y tanto que sinceridad. :D anoche cuando me fui a la cama dudé de si debería haber escrito esta entrada, aunque hoy al levantarme no lo he visto tan mal.

    ilona, lo bueno es que en la vida puedes ir rectificando, y si te equivocas tienes recursos para remediarlo. por eso está empezando a no gustarme el ajedrez. es un juego extremadamente rígido, si cometes un fallo importante tienes un 99% de perder la partida hagas lo que hagas.

    ester, al final te acostumbras a aquello que has elegido, y te olvidas de la opción que descartaste. y quizá lo segundo pueda volver a aparecer en el futuro, en otro momento más idóneo de tu vida...

    besos!!

    ResponderEliminar
  11. La vida es una elección continua. Un beso

    ResponderEliminar
  12. Hola.
    Yo no tengo término medio, para unas cosas soy terriblemente indecisa y para otras no dudo.
    Siempre he sido bastante lanzada porque no me gusta arrepentirme de cosas que no he hecho. Por ejemplo a veces me invitaba a salir algún chico y cuando quedábamos, si veía que la cita no era como me imaginaba, no me arrepentía porque le había dado la oportunidad. Pero algunas veces dije que no y...durante mucho tiempo me lamenté por dejar pasar oportunidades. O cuando me invitaban mis amigas a ir a algún sitio, si decía que sí, aunque no saliera bien, genial, pero cuando decía que no, uffff, me arrepentía mucho y mientras estaba en otro sitio me lamentaba.
    Y eso lo traslado a viajes; cuando fui a Túnez por primera vez, íbamos a ir a Malta y cambiamos de idea a última hora y estuve mucho tiempo dudando(en el viaje se me pasó pero las semanas previas, ufffff). Años después fui a Malta y también volví a Túnez y sé que no me equivoqué, pero en el momento dudé mucho. Y en la adolescencia me pasaba con planes con amigos, cuando había dos planes para elegir dudaba y volvía a dudar y mientras estaba en un sitio pensaba que a lo mejor debería estar en el otro.

    Y ya como madre...dudé para elegir colegio, el restaurante de la comunión, cada celebración de cumpleaños, para darles permiso para empezar a salir con amigos...para cualquier decisión que pudiera condicionar su futuro, dudaba mucho, mucho.

    En cambio para decir que si a mi marido lo tuve claro, o cuando empezamos a hacer planes de vida, ahí no dudé. O para comprar el primer coche, la casa, no sé, en cosas así soy decidida, pero en las minucias o en el día a día me cuesta más, ya te digo que soy un poco de extremos.
    Muy feliz finde y creo que los estudios que elegiste han sido un acierto porque eres muy buen profe, y a lo mejor esa colección de U2 llega a ti cuando menos te lo esperes. Yo cuando quiero algo desesperadamente busco en walapoop, en anuncios particulares, en tiendas de segunda mano...ya conté mil veces que en una mudanza perdí un libro que me encantaba y lo busqué en mil sitios y no lo tenían. Pues lo encontré en el Lidl, que no suele tener libros y claro, mi madre, que estaba, me lo compró y otro a mi hermana porque teníamos un subidón, jajaja. Seguro que la colección de Pink Floyd mola mucho.

    ResponderEliminar
  13. Si de verdad deseamos aprender en el sendero de nuestra vida, Chema. Tenemos que saber elegir cada día y eso es una verdad incontestable. No es que se decida ni bien ni mal, sino que tienes que tomar decisiones (porque por ti no las va a tomar) y si fuera así muy mal irías. Tal como lo comentas tiene doble valor, uno el reconocer que nos podemos equivocar y dos el saber que siempre tenemos que tomar decisiones equivocadas o no. En estas dos cuestiones, radica que vaya al punto Norte y no a Pernambuco, por decir algo.
    Genuina tu entrada de hoy. Debe ser que como acabamos julio y vamos a renacer en agosto los duendes te indicaron tal elección.

    Un abrazo desde mi tierra meiga, Chema.

    ResponderEliminar
  14. Chema, has elegido un tema muy importante, amigo. Cada día al levantarnos elegimos la actitud y ello determinará que el día nos salga mejor o peor...No olvidemos que cada cosa,camino o decisión que tomamos, conlleva una serie de energías ajenas a nosotros, llamémosle "suerte", que no podemos evitar y ello forma parte de nuestro aprendizaje...Ahí llegará la "resiliencia" nuestra capacidad de adaptación para superar las dificultades. Te diré que me cuesta tomar decisiones, cuando por fin las tomo, descanso y me entrego a ello...Es importante valorar lo bueno y menos bueno de cada cosa y eso tú sabes hacerlo, amigo.
    Mi felicitación y mi abrazo de luz para este fin de semana.

    ResponderEliminar
  15. «Elegir es renunciar», muy cierto.
    Y hay que asumir que nos podemos equivocar, y que habrá ocasiones en las que incluso podremos cambiar de opinión si creemos que nuestra elección no fue la adecuada.
    Pero yo creo que una vez se ha elegido algo, sobre todo si le hemos dado muchas vueltas antes, tenemos que dejar de pensar en la otra opción.

    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Es cierto, elegir por un lado significa renunciar por el otro, pero no siempre. Lo que si se estima que ha de ser una cosa primero y luego la otra. Un solo paso a la vez, porque si no ya es salto :-9
    Ademas, Chema, ante la capacidad de elegir no hay parangón :-9
    Un besote y no pases calor.

    ResponderEliminar
  17. I'm like you, I'm very bad at making decisions and have doubts afterwards - not with everything, but still. I weigh all the pros and cons and always find pros as well as cons on both sides so I keep doubting! It's frustrating. :D My husband often says that I think too much, and I guess he is right about that. For your studies you definitely made the right choice, and that is fantastic, because your future depended on it. With books it's not difficult though, you can always read the other book later, or go to the library. Kisses X

    ResponderEliminar
  18. La primera intuición es la que cuenta, Chema, es cierto que luego le damos mil vueltas porque no nos llena como habíamos pensado, pero... si las expectativas son muy altas por nuestra parte creemos que lo otro hubiera estado mejor. Y referente a lamentar ciertos rechazos como en el caso de U2, siempre se podrá subsanar en alguna otra ocasión. Siempre he creído que cuando algo no ha sido es porque o era el momento. Disfruta de tu libro, solete...

    Mil besitos llenos de cariño para ti y muy feliz finde

    ResponderEliminar
  19. susana, así es. si pudieras volver a vivir para corregir una mala decisión que tomaste, luego se te volverían a presentar nuevas decisiones, y estarías en las mismas.

    gemma, ojalá tuviéramos todo claro siempre. te puedes equivocar, qué duda cabe, pero pensándolo mil veces tampoco estás seguro de que vayas a acertar. hay épocas en las que durante una hora piensas que harás una cosa, y durante la hora siguiente piensas que harás la otra, no me gusta nada esa sensación. ^_^ en cuestiones románticas, hay que dar siempre una oportunidad, y si falla servirá de anécdota para contar en el futuro. ;) al final estuviste en los dos sitios, túnez y malta, todo llega en su momento. lo que hay que evitar siempre es pensárselo muchísimo para tonterías tipo qué vamos a comer hoy, y tomar las decisiones importantes a la ligera.

    joaquín, exacto, debemos tomar nuestras propias decisiones, buenas o malas. prefiero equivocarme yo a que me hagan equivocarme otros. y de los errores se aprende. hace poco leí una frase, en una novela de arthur conan doyle, que decía "en la escuela del sufrimiento es donde se aprenden las grandes lecciones de la vida".

    mªjesús, en economía, cuando se habla de "debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades" (d.a.f.o.), las oportunidades se suelen relacionar con las debilidades. es decir, si estás en una situación mejorable, tomando las decisiones adecuadas puedes lograr algo bueno a partir de ahí. no es como en el ajedrez, que si te comen la reina ya no tienes nada que hacer.

    abrazos!!

    ResponderEliminar
  20. mari (devoradora), al principio pienso en la opción que he dejado, pero luego ese pensamiento se va disipando y me centro en la opción elegida. también me ha ocurrido con los trabajos, si es mejor una u otra empresa... nunca puedes estar seguro.

    mag, mi madre a veces me ha dicho "no te eches novia a la ligera, que luego ves otra que te gusta más!". dudo que yo me vea en esa tesitura, aunque es verdad que hay que tener cuidado. en el terreno sentimental, lo de 'compartir es vivir' no suele funcionar bien. :D

    linda, the good thing about the studies i chose is that they are very eclectic. engineering includes maths, physics, chemistry and even economics, and i've enjoyed studying all those things. i understand you very well. if one of the choices had only pros and no cons, it would be very easy to make decisions. :)

    auroratris, eso es verdad, a veces hay una primera opción que te entra por el ojo desde el principio, y aunque veas otras después, siempre te quedarás con la primera. eso es genial... y sí, siempre hay oportunidades. lo mismo algún día veo los cd's de u2 super rebajados en algún sitio...

    besos!!

    ResponderEliminar
  21. A mí no me pasa eso Chema, me pasa antes, cuando toca elegir, puedo dudar y mucho, pero una vez que me decido y cojo uno de los productos, se me olvida el otro al día siguiente. Me ha pasado con anillos, con telas, con muñecas... muchas veces, pero lo bueno es que luego ya me da igual.
    Besitos

    ResponderEliminar
  22. Bueno creo que nos pasa a todos, a veces elegimos
    y luego cambiamos, sea cualquier cosa, creo soy indecisa,
    pero a veces me va muy bien al cambiar una cosa por otra,
    que sera no lo se.

    Besitos dulces
    Siby

    ResponderEliminar
  23. Buenos días Chema, que tengas un buen fin de semana y feliz mes de agosto que comenzamos hoy.

    ResponderEliminar
  24. Dudar con mi Bono no ehhh, siempre me ha gustado U2, bueno también Pink Floid pero Bono es Bono jajajaajajajaajaja a veces elegir es complicado pero tiene su punto, sobre todo cuando piensas eso de... " y si..."

    Besines utópicos.-

    ResponderEliminar
  25. rosana, con la ropa sí que suelo olvidarme pronto de las opciones descartadas. con los libros, a veces hay un mismo libro que lo veo cada vez que voy a una librería, y me pregunto si me gustará o no, lo miro y lo remiro, hasta que a la quinta o sexta visita a esa librería, al final me lo compro. ^_^

    siby, la indecisión es un problema. por ejemplo, si vas a una librería y estás indeciso entre dos libros, te puedes llevar los dos, pero entonces el problema será cuál empiezas a leer primero. ;)

    trini, gracias, que pases un buen mes de agosto tú también! es un mes de mucho calor y poca actividad, pero trataremos de sacarle algo bueno. ^_^

    irma, a mí u2 me gustan sobre todo al principio, en canciones como 'i will follow' y 'gloria'. tocaban sólo con una guitarra, un bajo y una batería, al estilo police. aunque luego, en la época en que se hicieron famosos, con 'with or without you' y demás, también molaban mucho.

    besos!!

    ResponderEliminar
  26. En esta vida todo es elegir, y no por ello, significa renunciar al resto, también puede significar, que lo pospones para más adelante. Lo único que no elegimos en esta vida, es nuestro nacimiento y nuestra muerte Chema, el resto de los temas son dudas que por falta de conocimiento o confianza no llevamos a cabo.
    Besitos y buen finde tengas por los madriles.

    ResponderEliminar
  27. Muy inteeesante, me gustó, te sigo cin este nuevo perfil.
    Besos al alma.

    ResponderEliminar
  28. A veces es todo más sencillo cuando no puedes elegir, porque yo me como el coco y eso, pero en realidad elegir tus circunstancias es lo mejor y dejar de fustigarnos si erramos, el que no elige ya erró.
    Besos

    ResponderEliminar
  29. No me enteré de esa colección de El País, soy un desastre. Es que en realidad creo que no he pasado por un kiosko desde hace mil, y el de al lado de mi casa ha cerrado. Tienes que avisar, Chema, he, he.

    ResponderEliminar
  30. ani, eso también es verdad, a veces el mejor momento para hacer algo aún está por llegar, no hay que empeñarse cuando aún no estás preparado. lo ideal es escribir el guión de tu propia vida, en la medida de lo posible.

    paula, ya te sigo! gracias por tu visita. :)

    pirulí, así es, el no poder elegir puede parecer más cómodo en principio, pero luego te resientes por la falta de libertad. si eliges mal, pues esa lección que habrás aprendido.

    ses, yo de esas colecciones de 'el país' me entero porque las anuncian en los 40 principales, que los escucho los sábados por la mañana. como ambos medios son del grupo 'prisa', pues están conectados. ^_^

    besos!!

    ResponderEliminar
  31. Nuestra vida es el resultado de nuestras decisiones, ha saber cómo de diferente sería nuestra vida si hubiésemos tomado otras decisiones, por ejemplo si hubiésemos escogido otra pareja.
    Besos

    ResponderEliminar
  32. Ay, Chemita, a mí me pasa con todo. Mejor voy a tiro hecho porque como me ponga a mirar es que tardo en decidirme. Pero encima, luego, me arrepiento y pienso en aquello que dejé. Pero se puede decir que cada segundo de nuestra vida estamos tomando decisiones que, para bien y para mal, van marcando nuestro camino. Y sí, creo que pensar en lo que no escogimos nos pasa a todos. Aquello de ¿Qué hubiera pasado si...? En fin, forma parte de la vida. Por cierto, Pink Floyd me encanta así que, según me parece, hiciste bien. Claro que el otro grupo tampoco está mal. Pero Pink Floyd me trae muchos recuerdos de mi infancia, me quedaba flipada con esa música tan extraña que nunca antes había oído. Ahora me parece una pasada y los sigo escuchando a menudo. Besitos, guapo, y feliz agosto.

    ResponderEliminar
  33. Buenoooooooooo !!! Si buscas la palabra "indecisión" en Google y clickas en "Imagenes" Aparece mi foto todo el rato, JUasjausjasuajsuas. Decidir es una pesadilla para mi... y para los que me rodean, que los vuelvo locos JAaarrR
    Pasa un feliz mes de agosto Chema, y cuidaros mucho
    Un abrazo desde el norte
    Muacks

    ResponderEliminar
  34. cierto, una elección siempre implica una renuncia, buen post.

    ResponderEliminar
  35. Nunca lo había visto así: elegir es renunciar. Pues es verdad ahora que lo dices. Por cierto, yo también estudié COU, ya no recuerdo cuándo había que decidir entre ciencias o letras, yo como no sabía por qué asignaturas decidirme, elegí mixtas :))) No eres tú solo el indeciso.
    SAludos.

    ResponderEliminar
  36. maribel, esta mañana estaba pensando cómo habría sido mi vida si una chica que me gustaba en mi primer año en la universidad, y que me hacía estar motivado, no hubiera dejado la carrera. eso no fue una decisión mía, más bien suya, pero me afectó a mí. ^_^

    mercedes, me alegra no ser el único! ^_^ también me pasó en la época de buscar mi primer trabajo, me torturaba con pensamientos del tipo "para la beca citius tenía que que haber pedido en primer lugar esta empresa en lugar de la otra". pink floyd te van gustando poco a poco. para mí, su mejor época fue la de los álbumes 'dark side of the moon', 'wish you were here', 'animals' y 'the wall'. cuatro obras maestras seguidas.

    itzi, lo mejor sería tomar las decisiones al "pito pito gorgorito", así si te equivocas, al menos no te has comido la cabeza demasiado. :D si tú eres indecisa, puede que lucas también lo sea, ya dijiste que tiene algo de ti. no sabrá cuál de las nancys le gusta más. ;)

    yonosoymillennium, es una renuncia, al menos temporal. aquello que dejas, quizá vuelvas a por ello en otra próxima ocasión, pero de momento lo estás posponiendo.

    manuela, esa frase de "elegir es renunciar" me la enseñó mi padre. ^_^ yo en 3º de bup tuve claro que quería ciencias puras: matemáticas, física/química y biología (y luego las asignaturas comunes para todos). en ciencias mixtas, en lugar de biología era literatura, y la literatura tal como la enseñaban, me daba mucha pereza. en cou, entre la biología y el dibujo técnico fue donde tuve bastante confusión...

    besos!!

    ResponderEliminar
  37. Creo que la vida está hecha de elecciones... y sí, al hacerlas, renuncias a otras cosas; pero lo que no está dicho es que a lo que has renunciado en un principio no pueda ser tu elección en un segundo momento... ¿no?

    Lo importante, no arrepentirse de aquello que se elige y siempre hacerse responsable de las consecuencias.

    Besotes!

    ResponderEliminar