miércoles, 2 de diciembre de 2020

guía de teléfonos

zipi y zape logran encontrar agentes secretos en el listín telefónico, a pesar de su teórico secretismo...

en mi primer año universitario, había en mi clase una chica que me gustaba y con la que llegué a hacer cierta amistad, pero dejó la carrera a mitad de curso. ya os he hablado de ella en alguna ocasión... a finales de junio, después de los exámenes, se me ocurrió llamarla. no tenía su número de teléfono, pero lo busqué en la guía. su apellido era muy poco común, sólo había tres en todo madrid. llamaría a cada uno de ellos, preguntaría por su bonito nombre de pila, y en el peor de los casos acertaría a la tercera.

conseguí hablar con ella, estuvo muy simpática. era una chica muy sencilla y despreocupada, y no me preguntó de dónde había sacado su número ni nada de eso. daría por hecho que se lo había pedido a algún amigo común...

me pregunto si siguen existiendo los listines de teléfonos en papel. hace mucho que no los veo. hoy día, con la ley de protección de datos, no sé yo si los números de domicilios particulares podrán estar tan expuestos. los números de profesionales y negocios varios -que antes estaban en las páginas amarillas-, ahora se pueden encontrar en internet. y por otro lado, habiendo teléfonos móviles ya nadie llama a las casas, excepto los comerciales de telemarketing a la hora de comer. 3:)

en inglés, ‘guía de teléfonos’ se dice ‘phone book’. no tengo más que recordar una frase de la canción jesus he knows me de genesis: “you can find me in the phone book, just call my toll-free number...” ♪♫

cuando un tema de una asignatura hay que estudiarlo de pura memoria porque no tiene ninguna lógica, se dice que es como estudiar la guía de teléfonos. en una encuesta que nos hicieron a final de curso sobre una asignatura de la carrera llamada ‘proyectos’, así lo expresé. por otro lado, cuando la voz de un/a cantante te gusta mucho por la emoción y expresividad que pone en cualquier tema, dices que te gusta escucharle aunque cante la guía de teléfonos. :D a mí eso me pasa con susanna hoffs de las bangles.

mortadelo encuentra fácilmente en el listín la dirección de un delincuente al que tienen que capturar, después de que filemón haya pasado el día indagando en los bajos fondos...

martes, 24 de noviembre de 2020

de tiendas

como hoy no tenía clase, he aprovechado para hacer una escapada hacia el centro por la tarde. llevaba sin ir por esa zona desde marzo, y tenía ganas de dar un vistazo a los libros, discos y pelis de fnac, a ver si había algo interesante. por otro lado, ya tocaba hacer un recorrido fotográfico de esos que comparto en el blog de vez en cuando. con lo cual, me dije: por qué no hacer ambas cosas? voy de visita al fnac de callao, y por el camino voy sacando fotos.

 

en la serie de calles consecutivas conocida como los bulevares, acaba el distrito chamberí y empieza el distrito centro. nada más cruzar esa ‘frontera’ se nota la magia propia del centro de madrid, con sus casas y comercios antiguos, sus calles irregulares, su público heterogéneo...

ésta es la plaza de santa bárbara, con un amplio bulevar que incluye zonas de juegos para niños, y de ejercicios para personas mayores. y además, un kiosco-librería que existe desde que tengo memoria.


vamos a bajar por la calle hortaleza. no confundir con el distrito hortaleza de madrid, que antiguamente era un pueblo, y esta calle del centro de la capital llevaba su nombre.


esta fuente es muy conocida. hasta hoy nunca se me había ocurrido fijarme en el año: 1772. menos mal que advierten que el agua no es potable. ;)

ésta es una tienda de materiales artísticos. creo que una vez acompañé aquí a comprar cosas a una amiga que hace muchas manualidades, a menos que me esté confundiendo con otra tienda similar.

seguimos bajando por hortaleza...

aquí hay un restaurante chino. cuando veo algún restaurante exótico, le saco una foto con el móvil y la mando al grupo de whatsapp de fans de esther, diciendo de coña que podríamos hacer ahí la próxima comida o cena estheriana. he hecho tantas veces la misma gracieta, que ya no me hacen ni caso. :D

una pastelería con solera. casi siempre compro algo ahí, normalmente a la vuelta para que no se me aplaste en la mochila más tiempo del necesario.

una librería de segunda mano, que bien podría ser la del señor koreander en la novela ‘la historia interminable’ de michael ende.

ya hemos llegado a la gran vía! cuánta luz...

ahora vamos hacia la plaza de callao.

la casa del libro, que la han reformado hace relativamente poco. aquí entro también algunas veces, aunque suelo ir más a una sucursal que hay cerca de mi casa. no es tan grande, pero tampoco está nada mal. junto a la casa del libro, antes estaba la tienda de discos ‘madrid rock’. cerró hace como quince años, pero aún no lo he superado. ^_^

y aquí el primark. tendría que venir algún día para comprarme ropa, pero me da pereza. para la ropa soy muy dejado...

ya estamos en callao. de frente se ve el edificio de fnac. una vez en verano llevaba una bolsa de tela de fnac, y a unas turistas francesas les llamó la atención, porque fnac es una multinacional francesa.

veremos qué encontramos esta vez... al ser un día laborable, no habrá mucha gente, algo a tener en cuenta en estos tiempos que vivimos. espero que os haya gustado el paseo. :)

miércoles, 18 de noviembre de 2020

coincidencias

a veces nos sorprendemos cuando tenemos varias personas conocidas que cumplen años el mismo día. y cuando hay una racha de muchos cumpleaños seguidos, llegamos a la conclusión de que nueve meses antes hubo mucha actividad amorosa en años pasados. ;)

si lo piensas, es lógico que a menudo haya coincidencias en la fecha de cumpleaños, ya que hay miles de millones de personas en el mundo y sólo 365 días del año. si alguien nació el 29 de febrero de un año bisiesto, puede elegir celebrarlo el 28 de febrero o el 1 de marzo.

se podría hacer un árbol de probabilidad para el siguiente experimento: tenemos un grupo de personas, y las vamos eligiendo al azar. sacamos a la primera, que tendrá una cierta fecha de cumpleaños. sacamos a la segunda, y nos preguntamos si su cumpleaños coincide con el de la primera o no. la probabilidad de que coincida será 1/365, y la de que no coincida será 364/365 (recordemos que la probabilidad es igual al cociente de los casos favorables entre los casos posibles).

continuamos: sacamos a una tercera persona, y la probabilidad de que su cumpleaños no coincida con el de las dos anteriores será 363/365. sacamos a una cuarta persona, y la probabilidad de que su fecha de cumpleaños vuelva a ser diferente de las anteriores será 362/365. y así sucesivamente...

para calcular la probabilidad de ir eligiendo a todas las personas del grupo y que ninguna repita fecha de cumpleaños, tenemos que movernos por la rama del árbol en la que no se produce ninguna coincidencia de fecha. la probabilidad total será el producto de las probabilidades en cada elección: 1·(364/365)·(363/365)·(362/365)·(361/365)... el 1 inicial corresponde a la primera persona que ha salido, que obviamente no repite fecha porque no había nadie antes.

la expresión cerrada que nos queda para la probabilidad de que en un grupo de n personas no haya dos fechas de cumpleaños iguales, será:

365!/[(365-n)!·365n]

a medida que aumenta n, esa expresión se hace más y más pequeña. será más difícil que no haya dos fechas de cumpleaños coincidentes, y por tanto será más fácil el suceso contrario: que dos o más personas tengan su cumple el mismo día, y lo puedan celebrar conjuntamente.

en las celebraciones de cumpleaños, lo importante es la buena intención y el cariño que se ponga hacia el homenajeado. papá pitufo tiene buen conformar y lo sabe entender así. ^_^

jueves, 12 de noviembre de 2020

grease

vi por primera vez la película grease cuando era adolescente. la dieron por la tele en primavera, y me gustó tanto que me regalaron la película y la banda sonora por mi cumpleaños, el 1 de junio. como era muy disciplinado, me propuse no ver la peli hasta después de los exámenes, para no distraerme. sin embargo, la banda sonora sí la escuché, porque un poco de música no hace mal a nadie. con lo cual, cuando al final de los exámenes por fin me permití poner la cinta de vídeo de grease y verla tranquilamente, ya me sabía las canciones.

el disco de la banda sonora de grease incluye los números musicales propiamente dichos de la película, intercalando otras canciones que se escuchaban en algún momento del filme -principalmente en la parte del concurso de baile-. los temas del cd no están en el mismo orden de aparición en la película, al menos en la edición que yo tenía.

el lunes, que fue festivo en madrid, estuve viendo grease en dvd. fui anotando las canciones principales, las que forman parte del argumento:

grease, interpretada por el cantante frankie valli. es el tema que suena al principio, acompañado de unos dibujos animados que representan a los personajes y sus escenarios.

summer nights, interpretada por los protagonistas danny zuko y sandra olsson -john travolta y olivia newton-john-, con coros de su grupo de amig@s. danny y sandy narran su romance de verano, cada uno desde su punto de vista.

look at me, i’m sandra dee, interpretada por betty rizzo -stockard channing-, líder de las pink ladies, las ‘malotas’ del instituto. rizzo se burla de sandy por su aparente puritanismo.

hopelessly devoted to you, interpretada por sandy. la tímida australiana se lamenta por su amor no correspondido hacia danny. éste se burlaba de ella cuando se reencontraban en el instituto, para hacerse el duro delante de sus amigos.

greased lightning, interpretada por danny y su grupo. éstos se encuentran en un taller reparando su coche, el cual se proponen convertir en un bólido capaz de ganar cualquier carrera.

beauty school dropout, interpretada por el cantante frankie avalon, como artista invitado. frenchy, la más amable de las pink ladies, está inmersa en muchas dudas tras su fracaso en la escuela de belleza. avalon adopta el papel de ángel de la guarda, invitándola a replantearse su futuro.

sandy, interpretada por danny. ella le deja plantado en el autocine por su comportamiento indecoroso, tras lo cual él se lamenta.

there are worse things i could do, interpretada por rizzo. en el instituto corre el rumor de que se ha quedado embarazada, y rizzo se defiende al tiempo que desafía a quienes murmuran sobre ella.

look at me, i’m sandra dee [reprise], interpretada por sandy. tiene la misma melodía pero muy diferente letra, ritmo y arreglos musicales que la canción del mismo título comentada más arriba. sandy ha decidido dejar atrás su imagen de chica buena y vulnerable.

you’re the one that i want, interpretada por sandy y danny. en la fiesta de fin de curso, sandy aparece con una imagen más moderna e impactante -gracias al asesoramiento de frenchy-, sorprendiendo a danny y a todos.

we go together, interpretada por todo el grupo como despedida de su etapa en el instituto, y con la promesa de mantenerse unidos. con esta canción tan feliz concluye la película.

cuando vi grease de jovencillo, en esa época andaba un poco enamorado, y por eso me llegó especialmente. ^_^ luego hubo un largo período durante el cual recordaba esta película con desdén, por considerarla algo cursi y tópica... pero al final me he reconciliado con ella, como con tantas otras cosas que me gustaban de adolescente y de las que luego “renegué”, por decirlo así. :P 

me surgió la necesidad de verla de nuevo a raíz de una conversación por whatsapp con un grupo de amigas. alguien habló de una marca de dentífrico cuyo anuncio parodiaba una de las pink ladies, cuando estaban haciendo una especie de fiesta-pijama en su habitación... al publicar esta entrada, quizá yo también os estoy creando la necesidad de ver grease a quienes me leáis. al final la vamos a poner de moda otra vez. ;)

viernes, 6 de noviembre de 2020

edén

por falta de tiempo para preparar el post que tenía pensado, he decidido rescataros un relato. lo escribí el pasado mes de junio para el reto despeg(amo)s propuesto por nuestra amiga ginebra blonde. había que elegir un mes del año y usar las tres palabras que ese mes tenía asignadas, además del verbo ‘amar’ en cualquier conjugación. para el mes de mayo, que fue el que yo elegí, las palabras eran ‘fruta’, ‘elixir’ y ‘edén’.

 espero que os guste el relato, os advierto que es un poco gamberro. :D

salí por la mañana a hacer las compras. fui a la parafarmacia a comprar dentífrico y elixir bucal. allí estaba dalila, una chica con la que he llegado a hacer una bonita amistad. me dio dos besos, como es habitual en ella. me dijo que iba a por unas muestras de productos de belleza, mientras otra compañera me cobraba. así que me quedé por allí esperándola. en ese momento sonaba de fondo la canción summer of ‘69. ella ama la buena música, y creo que una vez me comentó que le gustaba bryan adams.

dalila tiene un hijo de tres o cuatro años muy guapete. tener pareja, amarse y traer descendencia al mundo no es sólo patrimonio de la escuela de ingenieros industriales de la politécnica de madrid, donde estudié. lo digo porque mis antiguos compañer@s de la escuela armaban un jaleo cuando se casaban y cuando tenían hijos, mandando mensajes a gente con la que no habían hablado en años... parecía que la procreación era algo que habían inventado ellos. a veces se lo comento a mi madre, y ella me responde irónicamente: “no hijo, no, eso se inventó en la época de adán y eva”. pues viendo a los ingenier@s industriales de la upm, cualquiera diría que el jardín del edén estaba donde hoy se encuentra la escuela.

mientras estaba sumido en estos pensamientos, llegó dalila. me trajo unos sobres de loción para después del afeitado, y una muestra de perfume con aroma a mandarina. mi fruta favorita! le di las gracias un poco abrumado, y ella le quitó importancia. me dio de nuevo dos besos, y nos despedimos hasta la próxima visita a la parafarmacia.

amo a la gente simpática y generosa que te alegra el día, como esta chica. dentro de un mes será su cumpleaños. tengo que pensar qué puedo hacer para llevarle como regalo. una libreta personalizada, un retrato a lápiz...? algo se me ocurrirá.

jueves, 29 de octubre de 2020

orientación

nuestra amiga esther creía que su reloj de cuco no funcionaba, y se lleva un buen susto a medianoche...

el fin de semana pasado cambiaron la hora, como todos los años por estas fechas. concretamente, tuvimos que atrasar los relojes una hora. para mí lo más práctico es cambiar los relojes lo antes posible, adaptarme al nuevo horario como si nunca hubiéramos tenido otro diferente, y no pensar más en ello. porque si empiezo a preguntarme “las nueve de ahora son las diez de antes, o es al revés?”, me hago un lío tremendo.

esto me ha recordado a ciertos problemas de orientación, como no saber hacia qué lado tienes que ir cuando sales del metro, por mucho que te hayas estudiado el plano antes. yo en eso soy experto, y también tengo dificultad para distinguir cuál es el este y cuál es el oeste, tengo que pensarlo cada vez.

también hay quien no distingue la derecha y la izquierda. eso le ocurría al célebre psiquiatra sigmund freud. así se lo contaba a un amigo suyo en una carta:

“no sé si las demás personas tienen claro cuál es su derecha y cuál es su izquierda, y cuáles son en otra persona. en mi caso, tengo que pensarlo antes; ninguna sensación orgánica me lo dice. para estar seguro de cuál es mi derecha, me acostumbré a hacer rápidamente el ademán de escribir”.

el uso preferente de la mano derecha o la mano izquierda -es decir, ser zurdo o diestro- tiene que ver con los hemisferios cerebrales. el hemisferio izquierdo controla el lado derecho del cuerpo, y viceversa, el hemisferio derecho controla el lado izquierdo. por tanto, si eres diestro significa que tu hemisferio cerebral dominante es el izquierdo, mientras que si eres zurdo, tu hemisferio dominante será el derecho.

en el lado izquierdo del cerebro se encuentran las capacidades numéricas, lógicas y lingüísticas, mientras que en el lado derecho se encuentran la intuición, la creatividad y la visión espacial. así suele ser, a grandes rasgos, en la mayoría de las personas. el desarrollo del hemisferio derecho, quizá se descuida un poco en los planes educativos, y en general en nuestra vida diaria...

en septiembre del año pasado grabé y subí a facebook un vídeo sobre estos temas, que me viene bien para esta entrada. espero que os guste. ^_^

viernes, 23 de octubre de 2020

exámenes

en la universidad, sin duda prefería que los exámenes fueran por la tarde. así tenía toda la mañana para repasar en mi casa, comía y me marchaba hacia la escuela tranquilamente. cuando eran por la mañana, apenas había un rato para repasar mientras esperabas a que abrieran el aula donde se iba a realizar el examen. y eso sin hablar de lo mal que dormías la noche anterior...

como digo, cuando el examen era por la tarde, por la mañana repasaba. si lo llevaba bien preparado y tenía esperanzas de aprobar, ataba los últimos cabos: memorizaba las fórmulas más usadas, esbozaba mentalmente el planteamiento de los problemas más frecuentes, miraba alguno más rebuscado por si acaso... si lo llevaba mal y me presentaba por probar suerte, me miraba unas cosas y otras de los apuntes sin mucho criterio. presentarte aun sin dominar la materia, tenía la ventaja de familiarizarte con el formato de examen de esa asignatura. pero era un mal trago, al menos para mí.

cuando ahora me preparo una clase complicada que voy a dar por la tarde, las sensaciones son parecidas a cuando repasaba para un examen en aquellos años jóvenes: algo de nerviosismo, tendencia a la dispersión mental que trato de evitar, y llegar un momento hacia la hora de comer en el que digo “ya no me entra nada más, que sea lo que tenga que ser”.

si eres estudiante, sólo a ti te afecta cómo hagas un examen, pero cuando eres profesor particular y tienes que enseñar una asignatura a un chico/a de ‘eso’ o bachillerato, la responsabilidad es mayor. en física y química, ahora se dan cosas que no se daban en nuestra época, y uno tiene que ponerse al día. incluso en matemáticas, donde es más difícil que me pillen, en 2º de bachillerato puede haber algún problema rebuscado, para el cual tenga que ir prevenido.

después de hacer un examen, solía ser muy pesimista. luego, si aprobaba, recordaba lo que había hecho y pensaba “vaya, si es que realmente no lo hice tan mal después de todo”. mi pesimismo venía de fijarme sólo en los ejercicios que peor se me habían dado, y no dar importancia a lo que había hecho bien. cuando había estudiado mucho, había cosas de la asignatura que las tenía muy interiorizadas, hasta el punto de considerarlas ‘obvias’ por decirlo así. creía que a la hora de corregir el examen, los profesores darían por sentado que el alumno supiera eso, y apenas lo valorarían. y no era tan así...

de manera similar, puedo salir de una clase preocupado porque en un ejercicio muy difícil de física o de química me han pillado desprevenido. pero luego pienso: “bueno, al fin y al cabo he sabido explicarle a este alumno/a los posibles casos de un sistema de ecuaciones según el rango de la matriz, que para mí es muy obvio, pero para ellos no lo es tanto”. sobre todo teniendo en cuenta que, con la situación actual y las clases semipresenciales, en los colegios e institutos no explican nada...

en fin, los exámenes y otras situaciones análogas imponen respeto. por eso a menudo soñamos con exámenes... tenéis alguna experiencia sobre este tema que queráis compartir? estudiáis mejor por la mañana o por la noche? yo por la noche nunca fui capaz.