jueves, 21 de septiembre de 2017

chocolate y chicas


cuando tenía apenas veinte años, un listillo me dijo que yo aún no tenía suficiente experiencia para decidir si una chica me gustaba o no. me puso el símil de que hay que probar todos los tipos de chocolate para saber cuál es el que más te gusta.

a ver, es verdad que yo estudié en un colegio de chicos y luego tuve la mala idea de elegir una carrera en la cual había pocas chicas, y además todas cortadas por el mismo patrón. pero esa supuesta falta de experiencia no impedía que me gustaran unas chicas más que otras. mis gustos en ese terreno han cambiado desde entonces, pero eso le pasa a todo el mundo y forma parte del aprendizaje que se adquiere en la vida.

el tío que me dijo aquello de las chicas y el chocolate era de esos que llevan la honestidad brutal por bandera. cada vez se lleva más ese rollo de “yo soy muy sincero y digo siempre lo que pienso”. hay personas que saben decir las cosas de una manera muy directa y al mismo sin que te lo tomes a mal. pero eso es un talento natural que no todo el mundo tiene. en el ámbito de las relaciones sociales, es mejor no jugar a hacer cosas para las cuales no valemos.


otro iluminado que conocí, y en otro orden de cosas, dijo que las chicas de barrios ricos van más arregladas y maquilladas. podría tomármelo de dos maneras:
a) lamentar un comentario tan clasista.
b) darle las gracias a ese chaval por abrirme los ojos. si hay algún barrio -y me da igual que sea vallecas, retiro o arganzuela- en el que las chicas se pinten menos, allá que voy. la naturalidad tiene más morbo. ;)

a lo largo de la vida, han cambiado mucho vuestros gustos en cuanto al tipo de chicos o chicas -según el caso- que os gustan?

y respecto al chocolate, que lo hemos mencionado antes, cuál os gusta más? a mí una amplia gama: negro, con leche o blanco, con o sin frutos secos -almendras o avellanas-. no me gustan los rellenos sofisticados tipo fruta, café, yogur... en cuestión de chocolates, prefiero lo sencillo y clásico.

viernes, 15 de septiembre de 2017

cristalización


en los cuerpos minerales, la cristalización se produce cuando los átomos se reordenan formando estructuras reticulares. es un proceso que requiere mucho tiempo y que da como resultado la formación de piedras preciosas, desde el cuarzo hasta el diamante.

con el tiempo, sentimos nostalgia por el pasado, aunque éste en su momento no pareciera especialmente feliz. lo antiguo se idealiza y se convierte en vintage. este proceso mental se asemeja a la cristalización. a nuestros recuerdos les van saliendo ‘cristales vintage’.

en mi caso, los años del colegio están cubiertos de cristales preciosos. especialmente en la etapa más temprana -preescolar y los primeros cursos de egb-, porque como esos recuerdos son para mí más difusos y lejanos, eso les da un halo de misterio que favorece la aparición de cristales vintage.

los siguientes cursos del colegio también tienen muchos cristalitos de esos. en cambio, mi época universitaria tiene muy pocos y aislados, y me temo que será así por muchos años que pasen. la gente de mi escuela era muy desabrida. después hubo etapas como la beca citius, que a pesar de ser posterior en el tiempo y mucho más breve, ha generado bastantes más cristales nostálgicos que la escuela de industriales.

supongo que hay que tratar de vivir una vida de la cual tengamos un buen recuerdo en el futuro. para que el paso del tiempo se haga más llevadero, todos los años hago un calendario con imágenes de esther y su mundo. ya tengo preparado el de 2018, que mis amigas gen, laura, coti y belén ya tienen impreso. y mañana si todo va bien, también lo tendrán las bellas álter y naar.

espero que os guste. :)













viernes, 8 de septiembre de 2017

escalonados


hay un tipo de mosaico muy clásico formado por baldosas rojizas alternadas con pequeños baldosines blancos. esta foto en concreto es del patio de la casa de mi abuela, pero se puede encontrar en muchos sitios. seguro que os resulta familiar.

observamos que los cuadrados blancos tienen aproximadamente un tercio del lado de los rojos. teniendo eso en cuenta, resulta sencillo dibujar este mosaico sobre una hoja cuadriculada.


aunque a veces hay que pararse a pensar, como cuando dudas de a qué lados están el este y el oeste. un truco es dividir cada lado de la baldosa grande en tres partes iguales, recorrerla en un mismo sentido -en el dibujo hemos seguido el sentido horario-, y sobre el tercer tramo de cada lado poner un baldosín de los pequeños.


de esa manera, las baldosas quedan escalonadas. si unimos con una línea imaginaria varios puntos homólogos de las baldosas -por ejemplo los vértices inferiores izquierdos-, observamos que la línea sigue una pendiente 1/3: por cada 3 cuadrados avanzados en horizontal, se avanza 1 en vertical.

y por eso, tomando como referencia una baldosa cualquiera de una fila cualquiera, la baldosa situada en la fila inferior y 3 posiciones más a la derecha, se encontrará a la misma altura que la primera. observando el dibujo se entenderá mejor. por ilusión óptica podría parecer que la b4 está más abajo que la a1, pero no, están a la misma altura.


como veis, este tipo de mosaico sigue una pauta en la cual siempre hay que contar de tres en tres:
1, 2, 3, 1, 2, 3, 1, 2, 3... en ese sentido se asemeja al vals. es quizá el compás musical más fácil de reconocer. hay canciones de pop-rock con un sutil ritmo de vals, como army dreamers de kate bush.

a los pitufos parece que no les entusiasma demasiado...

jueves, 31 de agosto de 2017

panaderas


esta barra de pan con forma helicoidal la compraba siempre en santagloria, una panadería originaria de barcelona que durante un tiempo tuvo sucursales en madrid. en mi casa, en principio causaba cierto rechazo por tener un sabor ligeramente dulce y mantequilloso, pero luego no dejaban ni las migas.

había dos dependientas de santagloria que me dejaron mucha huella. una era alta y delgada, tenía el pelo muy corto y llevaba un piercing en la nariz. reconozco que me gustaba un poquito... la otra tenía gafas, cara triangular, y el pelo recogido en una pequeña coleta. su aspecto era de chica modosita. no me gustaba como la otra, pero también era muy maja.

algunos días estaban las dos juntas, y tenían muy buen rollo entre ellas. bromeaban y se reían mucho, eran un poco locas. :)


un día le comenté a la de gafitas que daba clases de matemáticas. y me contó que tenía un hijo en 3º de primaria que lo estaba pasando mal con las divisiones. debió de tenerlo muy joven. de la otra, la que me gustaba, nunca llegué a saber si tenía hijos.

el caso es que hice en mi casa un tutorial de divisiones, y se lo llevé a esta chica. eso sí, lo escaneé antes porque podía servir para más gente. estaba pensado para un niño: además de usar muchos colorines -que eso lo hago siempre-, procuré hacer una letra clara y usé signos de exclamación y emoticonos, para hacerlo más desenfadado. aun así, pese a mis buenas intenciones, me quedó un poco farragoso. espero que al menos le sirviera de guía a mi amiga a la hora de enseñar a su hijo.

si queréis ver el tutorial en detalle, clicad sobre las imágenes. no las he querido poner en tamaño grande porque son ocho en total, y ocuparían mucho espacio. esto no podría contarlo entre las cosas que he hecho por amor, porque no era el caso, la chica que me gustaba era la otra. :P








jueves, 24 de agosto de 2017

el coche fantástico


tenía una colección en dvd de la serie ochentera el coche fantástico, y estoy viendo un capítulo cada día, en versión original con subtítulos. lo mismo que hice el verano pasado con el equipo A, este verano lo estoy haciendo con el coche fantástico.

el título original de la serie es knight rider. está protagonizada por michael knight, un ex-policía que ahora lucha con el crimen con ayuda de k.i.t.t. (acrónimo de ‘knight industries three thousand’), un vehículo con inteligencia artificial. también forman parte del equipo devon miles -el jefe de michael y quien le asigna misiones- y bonnie -quien se encarga del mantenimiento de kitt-.

kitt es aparentemente un coche deportivo de color negro, pero es casi indestructible, resistiendo todo tipo de golpes, disparos y explosiones. además es capaz de conducir automáticamente -produciendo perplejidad en quienes ven un coche circulando sin conductor-, de detectar cualquier peligro a su alrededor, y de obtener todo tipo de información en su base de datos. pero lo más peculiar es que habla. mantiene unos diálogos muy inteligentes y en ocasiones irónicos con su conductor, michael. cuando éste se encuentra lejos de donde ha estacionado, se comunica con kitt a través de un micrófono camuflado en un reloj de pulsera.

la base de operaciones de michael y kitt se encuentra en el interior de un camión, en cuyo remolque se introducen para recibir instrucciones y para dar al vehículo la puesta a punto necesaria. devon es un hombre maduro con un acento peculiar que no sabía de dónde podía ser, pero americano desde luego que no. consultando en la red, averigüé que el actor era irlandés. y bonnie, encargada de los aspectos técnicos, es una chica joven muy bella, y la única que no se deja ligar por michael.

el carácter despreocupado de michael, su estilo algo anárquico e improvisado de abordar las misiones y su tendencia a intimar con todas las mujeres que conoce, le hacen ser blanco de comentarios mordaces por parte de devon, de bonnie y del mismo kitt. sin embargo, todos los casos que se le encomiendan tienen un final feliz.

se trata de una serie de ficción, por lo que son inevitables algunas inconsistencias. por ejemplo, kitt podrá saltar por encima de cualquier obstáculo gracias al turbo-propulsor, pero la sacudida que se llevan michael y los posibles acompañantes que vayan a bordo al caer el vehículo sobre el suelo, no se la quita nadie. y sin embargo se quedan tan panchos tras el golpetazo.

en cuanto a la inteligencia de kitt, demostrando emociones como la susceptibilidad cuando le hacen de menos, haciendo comentarios irónicos y usando expresiones coloquiales que resultan muy cómicas dichas por “él”, es imposible que provengan de un conjunto de circuitos lógicos. por cierto, en la versión doblada que veíamos de pequeños, creo recordar que tenía una voz más ‘electrónica’ que en la versión original.

veíais el coche fantástico cuando erais pequeñ@s? a mí me está gustando más ahora que entonces.

martes, 15 de agosto de 2017

psicología del color


tenía en casa este libro desde hace años, pero nunca veía el momento de leerlo. el mes pasado por fin lo hice, y me pareció muy interesante. es verdad que tiene cierta parte esotérica, pero también aporta mucha información tangible de la que a mí me gusta: el código de colores de la vestimenta en épocas pasadas, el método de elaboración de los colorantes, la percepción de los colores en las diferentes culturas...

cada capítulo está dedicado a uno de los siguientes colores, en este orden: azul, rojo, amarillo, verde, negro, blanco, naranja, violeta, rosa, oro, plata, marrón, gris. con el tema de los colores me ocurre como con los recopilatorios de grandes éxitos de grupos de los que soy muy fan: nunca estoy del todo de acuerdo con la selección que han hecho. el oro y el plata realmente son una especie de amarillo y gris, respectivamente. todos los colores tienen su equivalente metalizado. en cuanto al rosa, es una mezcla de rojo y blanco, pero es tan sólo uno de los ‘colores pastel’ que se obtiene al aclarar un color añadiéndole blanco.

muchos pensábamos que los colores primarios eran el rojo, el amarillo y el azul. de las combinaciones entre ellos se obtienen los demás colores: azul y amarillo dan verde, rojo y amarillo dan naranja, rojo y azul dan morado, y los tres juntos dan marrón. pero ahora resulta que los tres colores primarios son los que se usan para los cartuchos de las impresoras en color: magenta, amarillo y cyan.

al parecer, el magenta -una especie de fucsia- es el rojo más puro. la prueba es que si se le añade un poco de amarillo, se obtiene el rojo tal como lo conocemos. por tanto, el magenta es más rojo que el rojo, por paradójico que pueda sonar. en cuanto al cyan, yo diría que tira ligeramente a verde, pero por lo visto es el azul más puro. el azul es quizá el color con más tonalidades. en la medida en que se desvíe del azul puro -si es que tal cosa existe-, tendrá mezcla de otros colores. por último, el amarillo es el único de los colores para imprimir que no tiene vuelta de hoja. es el amarillo primario tal cual.

el negro se supone que es una mezcla de todos los colores llevada al infinito, porque nunca va a ser negro del todo, será una especie de marrón oscuro. se dice que para oscurecer los colores se les añade negro, aunque yo creo que más que oscurecerlos los ensucias. algo parecido me ocurre con los recuerdos. a veces un mal recuerdo de un problema o disgusto que haya tenido, para mí contamina casi todos los recuerdos que lleve asociados. como cuando una gota de negro ensucia todo el color con el que se mezcla.


quería comentaros una curiosidad de mi cosecha. os habréis fijado en que la luz solar “se come” los colores de cualquier imagen impresa expuesta al sol de manera continuada durante suficiente tiempo. esto ocurre, por ejemplo, con los libros del escaparate de una librería cuando el dueño es muy dejado y no los cambia nunca. pues bien, el azul es el único color que no se borra. si el color original es azul puro, éste permanecerá al darle el sol. y si es un color que contenga azul -como el verde o el morado-, permanecerá el azul y desaparecerá el otro ‘ingrediente’ de la mezcla.

volviendo al libro psicología del color, hay algo en lo que no estoy de acuerdo, y es en que parece haber colores buenos y colores malos. cuando a uno le preguntan cuál es su color favorito, no debería hacer respuestas correctas o incorrectas, a mi modo de ver. sin embargo, la autora pone regular o mal casi la mitad de colores, con lo cual se está cargando de un plumazo gran parte de los objetos que tenemos alrededor en nuestra vida cotidiana. no diré a qué colores atribuye cualidades negativas, para no influir en la respuesta que deis a la inevitable pregunta para concluir esta caótica entrada:

cuál es vuestro color favorito? el mío anda entre el rosa y el morado.

domingo, 6 de agosto de 2017

666


mi profesor de matemáticas de 1º de bup nos contó una vez esta anécdota: a un famoso científico -que consultando en la red he averiguado que era gauss- le castigaron en el colegio a calcular la suma de los números enteros desde 1 hasta 100. es decir, 1+2+3+.....+99+100.

en lugar de sumarlos “a pelo”, el futuro matemático alemán se dio cuenta de que si sumaba el primero con el último (1+100) le daba el mismo resultado -es decir, 101- que si sumaba el segundo con el penúltimo (2+99), y el mismo que si sumaba el tercero con el antepenúltimo (3+98), y así sucesivamente. cada par de términos se iban aproximando más entre sí, hasta llegar a ser consecutivos (50+51). en total había 50 sumas de ese tipo -ya que 50 es la mitad de 100-. por tanto, sólo quedaba multiplicar 101·50, cuyo resultado es 5050.

la fórmula general para la suma de los n primeros números enteros es n·(n+1)/2. cuando n es par, resulta fácil de demostrar, ya que se trata de ir sumando parejas de términos como acabamos de explicar (primero más último, segundo más penúltimo, etc.) hasta llegar a los dos términos centrales.



cuando n es impar, resulta ligeramente más complicado. en una serie con un número impar de términos, hay uno que queda justo en el medio, y que tendrá tantos términos por delante de él como por detrás de él. es lo que en estadística se denomina mediana. por ejemplo, del 1 al 7 la mediana es el 4; del 1 al 15, la mediana es el 8. la fórmula que nos da la mediana para n impar es (n+1)/2.

a la hora de sumar los términos (primero con último, segundo con penúltimo...), al final la mediana se quedará desemparejada. no obstante, haciendo algunos cálculos algebraicos, se demuestra que la suma de todos los términos vuelve a ser n·(n+1)/2. al final no influye que n sea par o impar. por cierto, los términos que están justo a la izquierda y a la derecha de la mediana se han obtenido sumándole y restándole 1 a ésta, reduciendo a común denominador y esas cosas...




hay un curioso caso particular de esta fórmula. leí en algún sitio que el número 666 se podía obtener como suma de los números enteros desde 1 hasta... no recuerdo cuál. pero hay una manera de averiguarlo: igualar la fórmula n·(n+1)/2 al valor que queremos -666 en este caso-, y calcular cuánto tiene que valer n. se trata de resolver una ecuación de 2º grado, de la cual nos interesará sólo la solución positiva.

la solución es n=36. eso significa que 666 es la suma de los 36 primeros números enteros, es decir 1+2+3+.....+35+36.


esto ha sido todo por hoy. vamos a disfrutar de estas vacaciones, pero sin ser demasiado malos, que luego pasa lo que pasa. :P