martes, 14 de abril de 2020

hoteles


cuando estás de viaje, al llegar a un lugar para pasar la noche, puede que te cueste encontrar un hotel con habitaciones libres si no has reservado previamente.

esto no sucedería en el hotel infinito ideado por el matemático alemán david hilbert. se trata de un hotel con infinitas habitaciones, de tal manera que nunca se llenará, ni siquiera aunque aloje a infinitos huéspedes.

si alguien solicitara una habitación para pasar la noche, cada huésped se trasladaría a la habitación siguiente, la n+1, quedando libre la primera para el nuevo huésped. si se necesitaran dos habitaciones libres, se trasladarían dos números de habitación más, a la n+2. si fueran tres, se moverían a la n+3. y así sucesivamente...

y si acudieran infinitos nuevos huéspedes? entonces cada uno de los huéspedes previos podría trasladarse a la habitación cuyo número es el doble que el de la habitación que ocupaban, es decir, la 2n. de ese modo, los antiguos ocupantes del hotel se alojarían en las habitaciones pares, y los nuevos en las impares.

si el número de nuevos huéspedes fuera un infinito de orden superior, los antiguos siempre podrían moverse a un número de habitación dado por una sucesión de crecimiento más rápido, como por ejemplo n2. los antiguos huéspedes estarían en habitaciones cuyo número es un ‘cuadrado perfecto’ (1, 4, 9, 16, 25...), mientras que los nuevos irían a habitaciones con números que no son cuadrados perfectos, que son muchos más.


sin embargo, debo decir que este método no me convence del todo. tanto cambio de habitación es un mareo para los huéspedes del hotel, y además tienes que moverte a otra habitación que sabes que estaba ocupada por otra persona poco antes, por mucho que la hayan limpiado. en realidad, esto ocurre siempre que llegas de nuevas a un hotel, pero ojos que no ven, corazón que no siente. ^_^

me gustan los hoteles, en general. vas a tu bola, entras y sales cuando quieres sin que nadie se fije en ti, puedes estar en tu habitación o en un sofá de la recepción leyendo un libro... a vosotr@s os gusta la vida de hotel?

en el hotel infinito del que hablábamos, si tuviera que compartir habitación con eugenia silva, no me importaría. :D si hay que hacer un sacrificio, se hace. ;)

34 comentarios:

  1. Hola Chema. me encantan los hoteles, alojarme en ellos, las novelas sobre hoteles, las películas, las series... me parece fascinante ese ir y venir de personas de diferentes sitios y ese cruce de vidas dispares. Trabajar en la recepción de un hotel es uno de mis sueños de niña, y tener un alojamiento turístico un sueño laboral incumplido. Hay una preciosa casa justo en el paseo marítimo de mi ciudad que siempre he mirado como perfecto "hotel con encanto" en caso de que me tocara la primitiva. Hace poco ha muerto la propietaria y los herederos lo han puesto a la venta y ya tiene un cartel de una promotora que va a derribarlo y construir un edificio de apartamentos en el solar. Una pena.
    Lo del "hotel infinito" lo veo muy surrealista, menudo trajín, me suena a película de los hermanos Marx.
    Tu espíritu de sacrificio me parece encomiable, que lo sepas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Amigo Chemita...
    Menudo lío con el Hotel infinito.
    Yo si fuese allí a hospedarme, al final me liarla e iría a la habitación que no toca.
    La verdad es que he terminado liándome.

    Con mis papás he ido varias veces de viaje y siempre hemos ido a hoteles rurales y pequeñitos.
    Son un encanto.

    Me gusta viajar. Sobretodo si es ver Naturaleza.

    Que tengas un buen día...
    Saludos Doctor. ������������

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!
    Qué post tan chulo. Me encantan los hoteles. Me has recordado a mi infancia. Con 12 y 13 años fui con mis padres a recorrer Portugal de norte a sur, parando también en diversos sitios de Extremadura y Galicia. Pues no teníamos hoteles reservados(el segundo año repetimos alguno pero el primero era todo nuevo)era todo sbre la marcha, recorriendo ciudades y recuerdo la emoción de llegar, preguntar...ahí conocí las suites, en Lisboa nos hablaron de ellas, tenían dos habitaciones, salón y baño, y mi hermana yo alucinábamos, pedíamos cosas al servicio de habitaciones para tomarlas en el salón. Lo bueno es que la moneda eran escudos y no salía muy caro poque si es ahora menuda ruina. Qué tiempos.
    He disfrutado con ese hotel infinito. Me ha recordado una anécdota. Cuando fui de viaje de estudios(a uno de ellos) fuimos a tres países e íbamos cambiando de hotel. En el de Bruselas nos mandaron hacer grupos de dos o tres en el autocar y luego uno iba al hotel a registrase. El caso es qu emi mejor amiga y yo conocimos a unos chicos en la puerta del hotel, empezamos a hablar y nos quedamos sin habitación. Asustadas se lo dijimos al profe y nos dieron la suite nupcial. Era increíble, qué bañera, qué cama, era enorme...todos querían dormir en nuestra habitación, jejejeje. En el hotel infinito se habría resuelto de otra forma, jejeje.

    Muy feliz día.

    ResponderEliminar
  4. Lo peor sería a la hora de comer :-)
    Un beso muy grande.

    ResponderEliminar
  5. jja, qué bueno. Con tus fórmulas, todo parece un juego de habitaciones con enredos :-)

    Un abrazo y feliz tarde, Chema

    ResponderEliminar
  6. Hay hoteles muy confortables, si me gusta la vida de hotel porque se que su estancia es breve, 15 días a lo sumo. Y no me gustaria un hotel infinito, bastante grandes son ya. Abrazos matemáticos

    ResponderEliminar
  7. Jajaja, ay, Chema, tú eres muy sacrificado. Me gusta la vida de hotel solo el tiempo que voy a estar... más tiempo me parece demasiado romper mi rutina y mi espacio personal.

    Yo tampoco estoy muy de acuerdo con la fórmula del hotel infinito... pero ... bien es cierto que ocupas lo que otros acaban de dejar.

    Mil besitos con cariño, solete, y muy feliz día :)

    ResponderEliminar
  8. A mi me encanta estar en un hotel, eso de no tener que hacer ni la cama...
    Me parece Super interesante lo del hotel infinito, no lo había escuchado nunca.
    BEsis !!

    ResponderEliminar
  9. No tengo mucha oportunidad de ir de hotel pero pienso que me gustaría.

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. ajajajjaajj Chema que bueno. A ver que te cuento , los hoteles solo los he utilizado cuando voy de vacaciones y bueno he decir que aquí en España tenemos una red de lo mejor ..cuando he salido fuera no son tan buenos al menos en limpieza y trato al personal no es que sean malos pero no son tan atentos como aquí .
    La vida en hotel hay personas que viven todo el año por diferentes cuestiones cada uno es un mundo yo prefiero mi casa ..Un abrazo y me ha encantado ese hotel infinito ..que listo eres ..besazo ,
    oPr cierto monisima la chica jJJJJ!!!

    ResponderEliminar
  11. ilona, así es, los hoteles tienen una vida propia y muchas historias que contar. en los ochenta había una serie de televisión que se llamaba 'hotel', sin más. lástima que vayan a demoler un edificio con historia, de los que hacen que una ciudad tenga alma. un hotel infinito debe requerir una organización logística muy compleja. ;)

    romaxu, yo también me confundiría. hay cosas que al principio me has tienen que explicar como si me faltara un hervor. ^_^ siempre he sido de los que, por ejemplo, en las prácticas de laboratorio, nunca me enteraba de qué puñetas había que hacer. :D cuando era jovencillo, también iba mucho de viaje con mis padres. ahora están más sedentarios...

    gemma, a mí me gustaría conocer mejor portugal. en un viaje a galicia cuando tenía 18 años, cruzamos la frontera a portugal, pero sólo estuvimos unas horas. en ese viaje de fin de curso os salió redonda la jugada a tu amiga y a ti, ligasteis con los chicos y luego os pusieron en una suite, jeje. el hotel infinito tiene infinitas habitaciones, pero de su amplitud y comodidades no han dicho nada. ;)

    mag, es verdad, en un hotel infinito debe ser complicado aprovisionarse de comida para tantos comensales. como no bajes a tiempo a desayunar, o habrán cerrado el comedor o se lo habrán zampado todo. ;)

    besos!!

    ResponderEliminar
  12. albada, lo suyo sería meter al nuevo huésped en la primera habitación que encuentren libre en vez de moverles a todos, pero al ser un hotel infinito ya habrán perdido la cuenta de cuáles estarán ocupadas. ^_^

    ester, así es, lo poco agrada y lo mucho cansa. a mi familia le gusta estirar las vacaciones como un chicle, mientras que yo prefiero marcharme cuando aún lo estoy disfrutando, y de esa manera quedarme con un buen recuerdo.

    auroratris, hay que ser sacrificado en esta vida! ;) a mí me pasa como a ti, en ningún sitio estoy como en casa. más de un mes fuera de mi ciudad y de mis costumbres, y ya me siento como pez fuera del agua. en un hotel, también otros ocuparán la habitación que he dejado yo, pero soy bastante limpito. ^_^

    manuela, cuando no sé de qué hablar en mi blog, busco en 'el libro de las matemáticas' de clifford a. pickover algún tema que pueda desarrollar y explicar con mis palabras. ^_^ encontrarte con tu habitación limpia y ordenada, es lo más.

    besos!!

    ResponderEliminar
  13. devoradora, yo también hace unos cuantos años que no voy a hoteles, porque veraneamos en sitios donde tenemos familia y tal... de los hoteles en los que he estado, tengo buenos recuerdos en general.

    campirela, me encantó el post de tu viaje con amigas, tengo que releerlo. ;) me gustan las curiosidades matemáticas, ves lo que has aprendido desde otra perspectiva. eugenia silva es una modelo que me gusta mucho, una amiga una vez hizo la broma de que cuando se casó fue un día muy duro para mí, y de vez en cuando la saco en mi blog para alimentar la coña. :D

    besos!!

    ResponderEliminar
  14. To me, hotels are like airports, I love being there and the atmosphere they have. The theory of an infinite hotel is confusing to me, I lost track with the even and uneven room numbers hahaha! Big hugs!

    ResponderEliminar
  15. Me gustan los hoteles, sólo para unos cuántos días.
    Lo de vivir por tiempo indefino, no. Como tampoco ese hotel infinito con infinitos huéspedes...
    Un sacrificio muy alto el tuyo, eh??
    Feliz noche.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  16. Jajajaja ja.... Pobrecillo chema, tiene que hacer tan grande sacrificio, yo creo que también lo haría por Bigo Mortensen, jajaja pero solo por unos días, ya que estos tipos famosos suelen ser muy caprichosos, besos de flor.

    ResponderEliminar
  17. Jajaja,Ese hotel infinito,cómo mola lo que has descrito.Pero como bien dices,mejor estar siempre en la misma habitación.
    Yo no soy de hoteles,porque no viajo.Pero ya veo que a tí te encanta!Y si es bien acompañado...mejor,dí que sí!!
    Besucos majísimo

    ResponderEliminar
  18. No me gusta nada ese hotel infinito, creo que terminaría mandando todo al diablo! La segunda imagen me hizo recordar a una vez que reservé una habitación y cuando abrías la puerta casi te caías sobre la cama... no había espacio para nada!!!

    Un beso!

    ResponderEliminar
  19. Me encantan los hoteles cuando voy de vacaciones , sin tener que hacer ni siquiera la cama. Y menos la comida. Una vez al año por lo menos descansar de la vida rutinaria en casa. Creo que es necesario. Y que nos den la comida hecha a mi que tan poco me gusta guisar es un lujo que agradezco.

    Y este hotel infinito que original 😀.

    Por cierto, Chema, mandame cuando puedas la foto que la cuelgo también, y te agrego a la lista, te respondí anoche a tu comentario en mi pluma no se si lo has leido.

    Besos y feliz dia.

    ResponderEliminar
  20. No me convence mucho lo del hotel infinito en un espacio (edificio) que es finito por naturaleza, o por ladrillos. Me recuerda a esa cancioncilla infantil: "there were ten in the bed and the little one said: roll over, roll over, and the first one fell out...", o sea, que iba echando a todos de la cama.
    No soy muy de hotel. Pocos me han encantado, son bastante neutros. Prefiero los alojamientos de airbnb o casitas de alquiler que durante un tiempo puedas "vivir" en ellas, pero claro, para una noche o dos, un hotel es la mejor opción.
    Besitos

    ResponderEliminar
  21. Los hoteles tienen su encanto, para mi, el que te lo den todo hecho.
    Y por supuesto esos hoteles o mejor casitas rurales, lo del hotel infinito como que no, y de hacerlo mejor, en la habitación.
    Feliz miércoles chema
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  22. linda, in the early eighties, hergé -tintin creator- had the idea to draw an adventure that would have taken place in an airport, from beginnind to end, but he finally discarded the idea. all kinds of people get together in hotels and airports...

    maite, quizá por eso me gustan los hoteles, porque nunca he tenido que estar muchos días en ninguno. lo bueno, si breve, dos veces bueno. me sacrifico si hace falta, soy un tipo recio! ;)

    flor, a los famos@s siempre se les idealiza, pero habría que ver cómo son en su vida personal. ^_^ hubo una época en la que era muy fan de madonna. ésa al menos no engaña a nadie, más borde que es en público no puede ser en privado. :D

    gó, es bonito compartir habitación con alguien que te dé el beso de buenas noches. ^_^ en santander, el hotel bahía se derrumbó pero lo reconstruyeron. nunca me he hospedado allí, aunque un día fui a una comida que se organizó en el restaurante que tienen...

    besos!!

    ResponderEliminar
  23. alma, en los comics de mortadelo y filemón todo es muy cutre, jeje. en el hotel infinito, tendrías que cambiarte de habitación cada dos por tres, y además en vez de darte directamente el número de tu nueva habitación, te darían una fórmula para hallarlo. ;)

    maría, los desayunos de hotel molan, tienen allí de todo para que cojas lo que te apetezca: tostadas, cereales, bollos... para comer y cenar, quizá prefiera ir a otros sitios por innovar. la foto, te la he mandado por privado de facebook, muchas gracias! :*

    rosana, está divertida esa canción! podrías escenificarla con tus muñecas. ;) aunque ya hiciste algo parecido, tus barris interpretaron el cuento de pulgarcito, con las siete metidas en la cama. si lo piensas, difícilmente va a ser infinito un hotel, si incluso todo el planeta tierra es finito! ^_^

    carmen, en el viaje de fin de carrera a lanzarote, fuimos a una especie de apartahotel... me quedo sobre todo con haber ido a canarias al menos una vez en mi vida. los de mi escuela a veces se las daban de muy enrollados, pero luego...

    besos!!

    ResponderEliminar
  24. De hecho Chema, tengo la idea anotada en mi blog para escenificala algún día si me pongo! ja, ja, ja, me conoces un montón!
    Besos

    ResponderEliminar
  25. Hola Chemita, exceptuando un par de veces que ocupé una habitación de hotel donde me sentí muy cómoda con el trato recibido , el resto de mis viajes estuve de okupa ¡¡ en casa de
    familiares o amigos.
    Una habitación de hotel siempre será territorio desconocido, misterioso, revelado sólo para el que ha pagado el precio de la estancia… más aún si se trata de un hotel de paso, de entrada por salida, el concepto de infinito utilizando como ejemplo un hotel de infinitas habitaciones, al que llegaban diferentes cantidades de pasajeros. Un hotel semejante, ¿podría tener todas sus habitaciones ocupadas? Bienvenidos al Gran Hotel de Gilbert dicen que su espíritu suele aparecerse por las noches en alguna de las infinitas habitaciones de su Gran Hotel.
    Este hotel me recuerda el camarote de los hermanos Marx, y si el espíritu de Grouxo se encontrara con el, pedirían lo mismo ?

    ¿ Servicio de habitaciones ? Mandenme una habitación mas grande ...

    ResponderEliminar
  26. Uy qué pillín, pues a mí los hoteles me gustan pero solo de paso y de vez en cuando por algo especial ir a visitar otra ciudad o país, pero si fuese algo habitual por trabajo me parecen paredes muy pero que muy frías y mira que de frío entiendo un montón que soy de León.

    Cuídate mucho, besines utópicos.-

    ResponderEliminar
  27. No me convence está idea, o sea que si yo estoy alojada en la habitación uno y viene otra persona tengo que recoger mis cosas y marcharme a otra habitación, pues yo a ese hotel no vuelvo, que no iba a dormir a gusto.
    Besitos Chema

    ResponderEliminar
  28. rosana, son muchos años ya. ;) deseando que publiques esa entrada!

    lua, nosotros también hemos ido a casas de familiares cercanos. allá donde vaya, siempre encuentro mi rincón para leer, mirar el ordenador... un hotel infinito sería un caos, sí, ya lo son a veces los hoteles normales y corrientes. las pelis de los hermanos marx son muy divertidas, lástima no tener ninguna en casa en dvd. el otro día vi 'tiempos modernos' de charlie chaplin, que es otro tipo de humor.

    irma, cuando era pequeño mi padre tuvo que estar en un hotel durante tres meses, por trabajo. tal vez llegue a cansar, o tal vez te encariñes, yo nunca he estado en un hotel más de una semana.

    maribel, eso es verdad, además podría llegar un nuevo huésped a cualquier hora, y no le iban a hacer esperar, aunque fuera de noche avisarían a todos para que se trasladaran de habitación, sería un caos. :D

    besos!!

    ResponderEliminar
  29. Hola Chema!Pues a mi hay cosas que tambien me atraen de los hoteles,pero siempre que fuese acompañada,a veces escuchas a gente que va mucho a hoteles quejarse de lo frio que es estar en hoteles toda la semana,la soledad etc...
    Aunque te confieso que con esto del confinamiento echo de menos mis ratitos de soledad jeje.
    Todo en su justa medida seria lo perfecto,pero...la perfecccion no existe.Besotes guapo.

    ResponderEliminar
  30. Chema cuando te vuelvas a encontrar con ese teorema matemático sobre palomas y palomares hazle una foto y házmelo llegar aunque sea por paloma mensajera.

    Cuídate mucho. Besines utópicos.-

    ResponderEliminar
  31. Jajaja… Hay sacrificios muy dulces… 😉

    Yo soy muy “tiquismiquis” a la hora de elegir un hotel, y si es cierto que no está nada mal porque, normalmente, eso implica que estás de vacaciones, al menos yo, llega un momento que añoro estar en casa.

    Y eso de infinito, como que le da un toque de frialdad que no me acaba. Prefiero que sea finito y hogareño 😊

    Abrazos muchos con cariño, y muy feliz finde, mi querido Chema! 🤗💙

    ResponderEliminar
  32. Pero es posible que un hotel finito tenga infinitas habitaciones? Ay Chema con tu dominio de las matemáticas me lías y me confundes jajaja. Yo no soy muy experta en hoteles, porque no he visitado muchos... tengo muy buen recuerdo de dos, uno al que fuimos el año pasado y los cinco dormimos en la misma habitación... y la primera vez que fui con los niños a uno y también compartimos la misma habitación todos. Así que si vamos cinco personas a la misma habitación y después vienen otros y tenemos que cambiar de habitación, resultaría bastante incómodo. Besos

    ResponderEliminar
  33. Chema ¡eres un sacrificado!
    La verdad es que jamás he ido a un sitio sin tener el hotel reservado de antes, sólo una vez reservamos la tarde anterior en un arrebato y eran fiestas y claro estaba lleno y tuvimos que ir a uno más alejado. Pero plantarte en el sitio sin nada, ni de broma y ahora menos con Internet que desde cualquier lado puedes reservar.
    Y ese sistema tampoco me gusta porque si cada vez que se llega un nuevo huésped tienes que mover a los anteriores, me da a mí que esos anteriores se van a cansar y van a dejar hueco para los nuevos pero bien rápido. En este caso las matemáticas no nos valen.
    Besos

    ResponderEliminar
  34. imanara, hay hoteles de los que no tengo buen recuerdo, aunque quizá es más por las circunstancias que rodeaban a ese viaje o esa estancia en concreto, que por el hotel en sí. un poco de soledad es necesaria, a veces las personas con las que vives quieren que les hagas casito cuando más ocupado estás. :D

    irma, por paloma mensajera, y nunca mejor dicho! ;) ahora iré a ver tu post del 20 de abril.

    ginebra, es normal, ya que pagas, que sea un sitio en el que estés a gusto y que te deje buen recuerdo. un hotel infinito requiere un entramado empresarial muy complejo, que desde luego tendría poco que ver con un hotel pequeño y familiar. ^_^

    pepi, ese hotel es una abstracción matemática, si piensas en ello te puedes volver loco, jeje. qué divertido, tres niñ@s en la misma habitación! :) de pequeño, en los hoteles dormía en la habitación de mis padres en una cama adicional.

    pirulí, es verdad, ahora con internet era más fácil, antes había que llamar hasta que te lo cogieran... tienes razón en que los modelos matemáticos a veces no tienen en cuanta cosas que ocurren en la vida real. no se puede aplicar el método científico a todo, de esto podría hablar mucho...

    besos!!

    ResponderEliminar