viernes, 16 de octubre de 2020

yoga

tuve una época en la que practiqué mucho yoga, entre 2007 y 2011, podríamos decir. iba a una academia pequeña de mi barrio, que luego fue absorbida por otra más escuela más grande, con varias sucursales en madrid y en otros lugares de españa. hubo un período de transición en el cual la pequeña academia siguió existiendo como una sucursal de la grande, hasta que desapareció del todo.

desde entonces he acudido a la nueva academia en ocasiones esporádicas, coincidiendo con períodos de vacaciones. pero todas las veces que he ido he notado que la gente se conocía entre sí, y la profesora que estuviera en ese momento tenía con algunos alumn@s una complicidad de la cual yo me sentía excluido. con la dueña de la antigua academia eso no pasaba, ya que era muy cercana con todos, los antiguos y los nuevos.

por eso, los buenos recuerdos del yoga los tengo asociados a aquella primera academia, que además tenía una atmósfera íntima muy especial. estaba en el sótano de un edificio de vecinos. cuando traspasabas la puerta notabas el olor a incienso, y todos tus problemas del día quedaban olvidados por un rato.

allí se practicaba la vertiente más ‘gimnástica’ del yoga, que es la que yo prefiero. al principio de la clase hacíamos unos cuantos saludos al sol. después realizábamos diversas posturas de equilibrio, de torsión, estiramientos... las posturas de inversión eran más avanzadas, y aquellos alumnos que llevaran poco tiempo o que tuvieran algún tipo de dolencia, hacían otras posturas más suaves en sustitución. en las viñetas anteriores, vemos a esther y a tintín practicando la postura sobre la cabeza. ;)

el equilibrio era lo que peor se me daba. por ejemplo, en la postura del árbol no aguantaba nada, a la mínima me tambaleaba y me caía. en cambio, en las posturas de inversión -sobre la espalda, sobre la cabeza y otra que la profesora llamaba ‘caminar por la pared’- aguantaba muchísimo. la profe me decía “chema, baja ya, hombre!”. ^_^

en la relajación final, rara vez conseguía dejar la mente en blanco. excepto en una época en la que estaba muy cansado por los horarios que tenía, y de tan en blanco que dejaba la mente, me quedaba dormido. :P creo que eso también me pasaría ahora, ya que todos los días doy largas caminatas para ir a las casas de mis alumn@s. el tema de la facilidad o dificultad para conciliar el sueño según las circunstancias, me daría para otra entrada...

nuestra amiga jana también se ha sentido atraída por el mundo del yoga, pero temo que sus métodos sean demasiado innovadores. :O

ah, se me olvidaba comentar que en yoga nos recomendaban quitarnos los calcetines, ya que éstos se adhieren a la esterilla, de manera que el pie se desliza por dentro del calcetín, y eso es muy engorroso para algunas posturas. con lo cual, quien tuviera pudor en enseñar los pies, pronto lo perdía. ;) hace cosa de año y medio grabé un vídeo muy tonto, sobre maneras originales de quitarse los calcetines en yoga... o en lo que no sea yoga. ^_^

37 comentarios:

  1. Nunca he practicado yoga, con lo bien que hablan todos los que lo practican, y si me he quitado alguna vez los calcetines sin usar las manos, como dices el segundo es mas fácil. Buenas noches Chema, abrazos

    ResponderEliminar
  2. Me encanta este tema Chemita ¡¡
    nunca lo he practicado pero estoy bastante familiarizada por tener amigos que lo hacen a diario .
    El yoga es la oportunidad perfecta para ser curioso sobre quién eres.
    El yoga no trata de tocarse los pies, trata de lo que aprendes en el camino.
    El yoga no quita tiempo, da tiempo.
    Espero tengas un buen fin de semana acompañado de mi querida jana
    a ver si te enseña unas buenas posturas para relajarte después del trabajo
    beixiños a jana y miles para ti profe ¡¡¡

    ResponderEliminar
  3. Fijate que nunca lo he practicado,
    pero dicen que es muy bueno, para
    la salud, todo ejercicio es bueno,
    que tengas un lindo fin de semana.

    Besitos dulces
    Siby

    ResponderEliminar
  4. Yo creo que lo del vídeo yoga no es :-). Qué bonitos recuerdos guardas, con los aromas y las posturas.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Hacer ejercicio siempre está bien. Un beso

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola!
    Mis hijos lo hacían y les encantaba, tenían mucha complicidad con los profes y eran grupos muy reducidos. Ahora ambos trabajan, y además de lo suyo(en un mes los han llamado a los dos, pasaron de no tener nada a estar sin tiempo, jejeje) y además siguen estudiando, así que lo han aparcado, pero lo siguen practicando en casa.
    Yo iba a apuntarme, ya había ido a hablar cuando ocurrió lo de mi madre y luego el confinamiento y ahora estoy liadísima...a ver si el próximo año puedo.
    Me ha gustado mucho el post, y esas caminatas seguro que te sientan genial.
    Muy feliz finde

    ResponderEliminar
  7. Bravo Chema estas hecho todo un experto en quitar calcetines jajajaj. Muy bueno el video que nos has ofrecido y creo que no es tan fácil hacerlo, lo intentare algun dia de estos. Y por supuesto todo deporte trae satisfacciones al cuerpo, el yoga aparte de relajar todo tus músculos tan bien relaja la mente es una asignatura completa en ese orden. Hace tiempo lo intente pero mi equilibrio se interpuso , así pues prefiero andar y bailar .
    Me ha gustado saber un poco más de ella a través tu experiencia. Un beso y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  8. Lo hice en tiempos, es muy relajante.

    ResponderEliminar
  9. ester, decía que quitar el segundo calcetín era más fácil por hacerlo con un pie ya descalzo, pero en el vídeo me costaba más, jeje. supongo que era por usar el pie izquierdo, que para mí es el pie torpe al ser diestro.

    lua, antes de empezar a ir a yoga iba a clases de baile. había chicas que cuando bailabas con ellas en pareja, si les marcabas erróneamente los pasos se lo tomaban muy mal. en yoga nadie te va a juzgar ni te va a mirar mal, tú haces lo mejor que puedes dentro de tus posibilidades. es una meditación sobre tu propio cuerpo.

    siby, con el yoga se hace más ejercicio físico de lo que la gente cree, aunque también depende del enfoque que le dé cada profesor/a. a veces tenías agujetas al día siguiente de una clase...

    albada, lo del vídeo realmente es el típico reto chorra de youtube, aunque me vino la idea por aquella chica que vi en yoga, como decía. ;) en yoga conocí gente maja que no sé dónde andarán ahora...

    besos!!

    ResponderEliminar
  10. susana, y tanto! haciendo los saludos al sol y otras posturas dinámicas de yoga, te mueves mucho, puedes llegar a adelgazar y todo.

    gemma, a mí me gustaba que no hubiera mucha gente para que no resultara agobiante, pero sí que hubiera un mínimo de gente para que no fuera demasiado triste... la academia pequeña de la que hablaba, tenía una atención más personalizada, la profesora revisaba cómo hacíamos las posturas y nos corregía si hacía falta. si se normaliza un poco la situación sanitaria, quizá las academias de yoga puedan volver a funcionar como antes.

    campirela, de esos vídeos que subo a faceboook los domingos, tenía otro mejor para usar en este post, en el que hablaba del rozamiento y por qué conviene quitarse los calcetines en yoga. pero en ese vídeo tenía la voz muy tomada porque había pasado una faringitis, y no parecía yo, jeje.

    leira, sí que es relajante. sales de clase como nuevo y luego duermes mejor, así lo recuerdo yo... no sé cuándo, pero volveré.

    besos!!

    ResponderEliminar
  11. Hi Chema! Now that classes are most likely not a possibility, maybe Youtube has videos of yoga classes. When I have time I will look, because you inspired me. :) I don't think it would be something for me to remove socks the way you did in the video, for me it will be better to start barefoot to avoid clumsy moves, I'm not very handy hahaha! Have a nice Sunday, kisses!

    ResponderEliminar
  12. El yoga viene muy bien para dominar la mente y el cuerpo, precisamente en estos momentos que hay mucha gente con ansiedad y depresión. Asi que haces muy bien recordándolo. El yoga nos recuerda que es importante aprender a respirar, a mi me viene muy bien en mis paseos, me canso menos y vuelvo renovada. Asi que quizá pronto me decida a practicar yoga, Chema.
    Mi abrazo y feliz domingo, amigo.

    ResponderEliminar
  13. Confieso Chema que a mi personalmente me ha venido muy bien para relajar cuerpo y mente.
    Te deseo un bonito domingo.
    Besos al vuelo.

    ResponderEliminar
  14. No he hecho nunca yoga (tengo una amiga que lo practica desde hace años y lo intenté con ella, pero nada) a lo máximo que he llegado es a hacer pilates, pero es que el yoga como la música zen lo que consiguen es el efecto contrario, me ponen muy nerviosa, yo jamás podría ser un pequeño saltamontes jajajaja

    Y sí, todo el mundo dice que es fantástico para el cuerpo y la mente, pero es que yo debo ser muy rara y lo que sirve para la mayoría parece ser que a mi no me da resultados, a mi lo que me relaja y hace que mi cuerpo y mi mente estén en sintonía es bailar, cantar, o sentarme a tocar el piano.


    El video muy ilustrativo :))

    Besos, chema

    ResponderEliminar
  15. ¡Me ha encantado esta entrada! A mí me gusta mucho el yoga desde siempre, pero no soy constante.Lo he practicado en casa por temporadas pero nunca he ido a clase, y debería hacerlo. Cualquier día de estos me apunto.Me gusta su filosofía , su forma de vida, su alimentación sana...la relajación la he practicado mucho y también termino dormida casi siempre, y últimamente me gusta hacer meditación, y la verdad es que disfruto mucho con ella. Son unos minutos en los que me concentro y estoy conmigo misma en paz y armonía ¿qué más se puede pedir!
    Bueno, me he enrollado mucho.
    ¡Ah, solo una cosa más! Una buena profesora o profesor trata a todos sus alumnos por igual, sin distinción. Puede tener más afinidad con unos que con otros pero el trato debe ser idéntico para todos.
    Feliz domingo

    ResponderEliminar
  16. Amiguiño Chemita...
    La verdad es que ir a un lugar para intentar ser uno más, y que te sientas desplazada por que pasan de integrarte con ellos, es una situación bastante amarga.

    Por desgracia me ha sucedido muchas veces.
    Mucha gente me ve rara por gustarme la Ciencia, y en especial la Astronomía.
    La gente no quiere aprender y tira a lo fácil... Programas basura y morbosos.
    Así que me apartan, pues no les interesan mis temas.

    Así que entiendo como te sentirías en el gimnasio cuando te tenían "apartado".

    En cuanto al tema de los calcetines, yo puedo mover los dedos meñiques de los pies independiente del resto.
    Tengo esa habilidad en todos mis deditos.

    Así que me quitó los calcetines corriendo. Jajaja.

    Estuvo bien tu post.
    Saludos y abrazos desde el otro lado de las estrellas ✨
    💖💖💖💥👦

    ResponderEliminar
  17. Ja, ja, Chema, pues sí que es un poco tonto el vídeo de los calcetines! Qué cosas se te ocurren!!
    Yo echo de menos el yoga, este año no vamos por el tema de las clases reducidas, pero nos viene estupendamente!! También soy malísima en equilibrio, siempre me caigo repetidamente, qué rollo! Soy buena en flexibilidad sin embargo... No me gusta quedarme sin calcetines, se me quedan fríos los pies.
    Namasté, Chemita!
    Besos

    ResponderEliminar
  18. linda, on the video i explained that i had seen a girl removing her socks like that at a yoga class, and i wanted to imitate her. but she did it effortlessly, unlike me. :D using hands is definitely a better option. ;) there must be lots of yoga tutorials on youtube. :)

    mªjesús, el yoga es un refugio, durante la clase no piensas más que en hacer las posturas lo mejor posible, y olvidas otros pensamientos. recuerdo que hacíamos respiraciones inspirando en cuatro tiempos y espirando en ocho. respirar correctamente es una buena manera de gestionar el esfuerzo físico.

    ani, el yoga en los últimos tiempos lo he tenido reservado para épocas de mucho estrés y agobio. me digo "vale, hay que pagar los bonos de clases, pero realmente lo necesito".

    prozac, yo tampoco soy muy 'etéreo', no vayas a creer, jeje. me gusta la faceta más dinámica del yoga. la profesora de la antigua academia lo enfocaba casi como una gimnasia. me has hecho recordar una cosa: hubo una época en la que me costaba conciliar el sueño, y me ponía música con los cascos. una vez me puse a sade pensando que sería muy relajante, pero las canciones de sade tienen unas líneas de bajo muy marcadas, que me aceleraban aún más. :D

    besos!!

    ResponderEliminar
  19. rita, no te preocupes por extenderte en el comentario. ;) yo podría ir a yoga por la mañana, pero alguna vez he ido y va muy poca gente... no me gusta que la clase esté llena hasta arriba, pero sí que haya un poco de 'ambiente', por decirlo así. ^_^ cuando iba después de mucho tiempo sin ir, veía que la profesora se dirigía a otros alumnos llamándoles por su nombre, pero al acercarse a mí para corregirme una postura o lo que fuera, no usaba mi nombre ni me lo preguntaba en caso de que no se acordara...

    romaxu, cuando me pasaba eso en yoga al incorporarme en verano, obviamente no me gustaba, pero todavía lo podía llegar a entender. si la profesora y los alumnos llevaban viéndose todo el curso, hasta cierto punto era comprensible que tuvieran cierta complicidad entre ellos. pero a veces, hace ya años, llegaba a notar que me hacían el vacío los de mi supuesto grupo de amigos de la universidad, cuando salía con ellos. eran la gente más sectaria y más rígida que conocí, en cuanto te desviabas un milímetro de su pensamiento único (en cuanto a aficiones, actividades, lecturas, gustos musicales, prioridades en la vida...), estabas fuera. yo no veo raro que a una chica joven le guste la astronomía, además se te ve muy extrovertida y simpática. los que no te valoren, ellos se lo pierden. :*

    rosana, era básicamente el 'sock challenge' que se ve en youtube. a veces tengo mi lado millennial, aunque por franja de edad no me corresponda. :D me acordé de ti al escribir esta entrada, porque sé que has practicado yoga. en las posturas de equilibrio tipo la del árbol, nos decían que mirásemos a un punto fijo, pero yo ni por esas. ;)

    besos!!

    ResponderEliminar
  20. Yo el equilibrio lo llevo fatal, ni siquiera me animo a subirme a una bici. Pero me encanta lo que cuentas acerca del incienso, la paz, etc.. Nunca he hecho yoga, con Pilates voy bien por el momento, pero no descarto que algún día me anime a practicarlo. Aunque pienso que yo también me quedaría dormida si intentase dejar la mente en blanco. Por cierto, me encanta Jana y su interés por todo.

    ResponderEliminar
  21. Hola Chema, yo no he practicado nunca yoga pero cualquier día de estos me animo porque me llama mucho la atención, aunque supongo que es mejor dejarlo para cuando la situación sanitaria mejore.
    Besos

    ResponderEliminar
  22. Tengo una hija que es monitora de yoga, le va estupendo y encima le gusta su trabajo.
    Didáctico video, eres un crack.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Jajaajajajajajajajaj compiyogui el vídeo es lo máximo jajajajajaajajajaja te veo de youtuber.

    Besines utópicos.

    ResponderEliminar
  24. Yo ya he hecho mis pinitos con el Yoga. Alguien muy cercano a mí lo practica, y me lo recomendó. También hice algo de Pilates, pero bueno, lo cierto es que como practico la disciplina japonesa, poco tiempo me queda… Pero sé bien eso de vaciar la mente (sin dormirme jajaja)
    A Jana el tema de la flexibilidad no sé cómo le irá, pero seguro que es voluntariosa 😊
    Y bueno; al final te has quitado los calcetines en muy poco tiempo. Confieso que yo lo hago a menudo, sobre todo en invierno. Me suelo meter en la cama con ellos, pero nada más que entro en calor, me los quito de esa manera. A veces, incluso me despierto sin ellos y ni recuerdo cuándo me los quité, por lo que, lo hago de forma sistemática 😁
    Abrazos y cariños, y muy feliz día, mi querido Chema! 💙

    ResponderEliminar
  25. mercedes, por lo que tengo entendido, pilates es más dinámico. en el yoga se crea una atmósfera muy especial, con su incienso y su música relajante. tengo cierta nostalgia la primera época en que iba a yoga y todos sus recuerdos asociados. a veces salía de casa un poco más pronto para pasar un rato en una librería que había al lado de la academia, antes de la clase...

    maribel, y tanto! ahora, hacer yoga sobre una esterilla que ha usado mucha gente antes, sería impensable. tendrías que llevarte tu esterilla propia, y aun así, los vestuarios y todo... nada, hay que esperar a que todo esto pase.

    mari carmen, pues me alegro mucho por tu hija. hay profesoras de yoga muy buenas en su trabajo y muy simpáticas, doy fe. ese vídeo ha venido bien para darle al post un toque de humor, jeje.

    irma, el vídeo lo grabé y lo subí a facebook en junio del año pasado, no sé si ya te tenía de amiga por entonces, jeje. tenía otro vídeo mejor relacionado con el yoga, pero mi voz sonaba horrible porque estaba con un trancazo de caballo. ^_^

    ginebra, si ya practicas esa actividad y te va bien, pues para qué cambiar. :) a mí el pilates me debería gustar, porque me gusta el yoga más gimnástico y menos etéreo, por decirlo así. pero qué sé yo, me acostumbré al yoga y tengo buenos recuerdos asociados... a mí también me ha pasado, irme a la cama con calcetines en invierno, pero luego acabar quitándomelos, consciente o inconscientemente. ;)

    besos!!

    ResponderEliminar
  26. Un vídeo muy simpático Chema 😅
    Durante un tiempo hice pilates, pero nunca he hecho yoga. Creo que lo que peor llevaría sería la relajación final, como a ti me cuesta mucho dejar la mente en blanco.

    Besos.

    ResponderEliminar
  27. Yo soy adicta al yoga. Llevo varios años practicándolo y lo noto, aunque los equilibrios aún me cuestan. No conocía tu blog, me quedo de seguidora y te invito a que te pases por el mío si te apetece.
    Un abrazo y feliz día.

    ResponderEliminar
  28. Hubo una época que pensé en apuntarme a yoga, fue hace años y coincidió que abrieron una academia cerca de casa. Me informé un poco pero lo fui dejando. Sí que en el gimnasio al que voy tengo oportunidad de hacer pilates pero no me llama demasiado, creo que no va conmigo aunque quien sabe, cualquier día pruebo y me encanta.
    Dejar la mente en blanco no es nada fácil y a veces puedes acabar durmiéndote, me pasaba cuando hacíamos la gimnasia postparto/hipopresivos en el ambulatorio, estaba tan cansada que...
    Eso de dejar los pies descalzos será una tontería pero a mí me pone un poco nerviosa y eso me parece como muy íntimo. Una bobada porque en cuanto llega el verano me pongo sandalias.
    Besos

    ResponderEliminar
  29. Hola Chema , no sabía que también practicaras yoga ... El video es todo un verdadero reto , ahora yo te pregunto ¿ sabrías ponértelos? jajjajajajaj mira que soy mala , te deseo una feliz tarde , besos de V...flor.
    Gracias por pasar a leerme eres un encanto de amigo :)

    ResponderEliminar
  30. Hola Chema, menudo tema has tocado, estoy desde hace dos años empezar las clases de yoga y por algún motivo, aquí estoy sin intentarlo, espero que este invierno no me falten esas clases, que este verano la bicicleta me ha dejado sin fuerzas... Tus pies también hacen yoga? jajaja!!!
    Me encantas, que humor e imaginación tienes.
    Feliz tarde de jueves.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  31. Yo una vez me apunté a clase de yoga que era después de la de pilates en la misma sala y acabé muy molida.

    Sé que la gente que lo practica está muy contenta, ahora procuro no ir a sitios cerrados a hacer deporte a no ser que sea en mi propia casa.

    Moverse ayuda a dormir mejor, aunque sea caminar un rato.


    Besos.

    ResponderEliminar
  32. Te escribo deprisa mientras me enfundo en mi traje yogui, ya que salgo pitando. Llevo cuatro años con el yoga, y me he identificado en todo lo que dices, Chema. Con calcetines jamás, ja, ja, ja. Un consejo, no dejes que Jana te guíe, en nada. Y me ha encantado tu vídeo... eres un artista.

    Mil besitos con cariño para ti, solete ♥

    ResponderEliminar
  33. devoradora, hay días en los que tienes mucho 'ruido mental' por algo que te haya pasado, alguna preocupación que tengas... y es casi imposible dejar la mente en blanco. aunque si estás muy cansado, es posible que el sueño pueda más y te quedes dormido/a.

    rocío, bienvenida! yo también me podría considerar adicto al yoga. si dejé de ir fue por falta de tiempo y porque es caro, aunque de vez en cuando me lo permito si lo necesito mucho... ya soy seguidor tuyo. :)

    nassah, welcome! yoga is very relaxing, indeed.

    pirulí, antes me daba vergüenza enseñar los pies, pero la fui perdiendo y ahora me estoy desquitando. ^_^ hoy es un día en el que me quedaría dormido en la relajación, seguro... en la academia a la que iba, antes de yoga había pilates en la misma sala, y usaban unos balones enormes, no sé para qué, pero con lo torpe que soy, miedo me da. :D

    besos!!

    ResponderEliminar
  34. flor, lo raro es que en el blog nunca hubiera escrito una entrada hablando del yoga, aunque sí había hecho alusiones al yoga otras veces. quitarse los calcetines con los pies es relativamente fácil, ponérselos sí que es un reto, quizá algún/a youtuber se atreva. :D

    carmen, este blog tiene un toque de humor irónico/irreverente. ;) yo últimamente estoy muy cansado de las caminatas para ir a las casas de mis alumn@s, al meterme en la cama me duermo a los cinco minutos. el yoga, si no fuera tan caro iría todo lo que pudiera...

    amapola, pues sí, con la situación sanitaria, no está la cosa para ir a esos lugares cerrados con gente. si diste una clase de pilates y otra de yoga, normal que acabaras cansada, aunque el yoga por sí solo también te puede cansar. yo con las caminatas que doy últimamente, estoy que me duermo por las esquinas...

    auroratris, te pega hacer yoga, transmites paz. :) había una chica que jamás se quitaba los calcetines, hasta que un día finalmente se rindió. ^_^ jana lo lleva todo al extremo, no quiero ni imaginar cómo serían sus clases. namasté, guapa! :*

    besos!!

    ResponderEliminar
  35. Que casualidad, hace días que estoy pensando en ir finalmente a alguna clase, al gimnasio donde iba antes (antes de armarlo en casa), dan clases y pensaba probar ya que me dicen podría descansar mejor... como tú, lo de conciliar el sueño da para otras muchas entradas... jajajajajajaja!

    Un beso.

    ResponderEliminar
  36. alma, de algunas clases de yoga salía con el cuerpo cansado (un cansancio sano, se entiende) y con mucha sed de lo que había sudado, menos mal que llevaba una botella de agua en la mochila. y luego dormía como un tronco... para que luego digan que el yoga no es ejercicio físico! ^_^
    besos!

    ResponderEliminar