miércoles, 14 de agosto de 2019

máquinas de escribir

en la casa de mi abuela, en jumilla, entre otros muchos objetos antiguos, hay esta máquina de escribir. era de la marca aeg, la misma que conocemos por las lavadoras. ahora que casi todos tenemos ordenador, nadie usa máquina de escribir. en los años noventa hubo un eslabón intermedio, que fue la máquina de escribir eléctrica.



hace poco vi la película el resplandor, en dvd y en versión original subtitulada. me llamó especialmente la atención la escena en la que la que wendy -la mujer del protagonista jack-, al examinar los borradores de lo que supuestamente era la novela que él estaba escribiendo, tan sólo aparecía una y otra vez la misma frase: “all work and no play makes jack a dull boy” (un refrán cuya traducción viene a ser “sólo trabajo y nada de diversión hacen que jack sea un chico aburrido”).

esa parte de la película es inquietante, ya que se demuestra que el protagonista ha perdido la cabeza por completo. y también resulta curiosa por una razón: para rodar la escena, alguien tuvo que tomarse el trabajo de escribir a máquina esa frase repetidamente, llenando varios folios con ella. en las máquinas de escribir antiguas no existía la opción de copiar y pegar. hay algunas erratas, que me pregunto si fueron o no intencionadas por parte de la persona que se encargó de escribir esa frase hasta el infinito...


nuestra amiga jana, parece que quiere emular a jack nicholson. se ha puesto a escribir un relato que, según ella, está relacionado con la termodinámica. pero a mí no me la cuela, seguro que eso del intercambio de calor tiene algún doble sentido. :O

21 comentarios:

  1. Paso a dejarte un abrazo, no tengo Internet y funciono con los datos del movil.

    ResponderEliminar
  2. Es nostálgica tu entrada. Me llena de ternura la imagen de una máquina de escribir porque aprendí a usarla en plena adolescencia. Tengo muy buenos recuerdos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Yo tuve una eléctrica, y emocionadísima. Me parecía casi mágica. Por ello, cuando pienso que con el ordenador siempre podemos corregir y cambiar cosas me acuerdo de las hojas de copia y de que una coma mal puesta implicaba repetir toda la página.

    ResponderEliminar
  4. Las máquinas de escribir son mi pasión. Tengo una eléctrica la pobre ahora ahí olvidada por el tiempo, pero cuantos escritos habré realizado en ella. Mi tío tenia una parecida a la de tu abuela, como tengo los dedos tan largos y finos, con las teclas se metían por el espacio que hay entre tecla y tecla jajajajaja. ¿Qué tiempos!. El resplandor es una de mis películas de terror favoritas.

    Besitos Chemitas feliz día:))**

    ResponderEliminar
  5. ester, espero que sea temporal y recuperes la conexión. ahora me paso a ver tu blog!

    carmen, hola guapa!

    jose, yo apenas he usado máquina de escribir como tal. en casa teníamos una que usaba mi hermana mayor para trabajos del colegio, supongo. y mi padre, alguna vez que me llevó a su despacho, me dejaba escribir un rato con la máquina...

    ses, yo sólo de pensar que al equivocarme en algo voy a tener que empezar de nuevo, ya me pongo nervioso y me equivoco seguro. en el colegio, en una asignatura de informática que teníamos, nos enseñaron a usar el 'wordperfect' de entonces.

    rosana, yo también tengo los dedos largos y finos. podríamos haber sido pianistas, jeje. esa máquina que tienes, igual todavía funciona. no me atrevía a escribir una entrada exclusivamente sobre la peli 'el resplandor' porque hay gente a la que le da mucho miedo, pero la escena de las hojas escritas no quería quedarme con las ganas de comentarla. ^_^

    besos!!

    ResponderEliminar
  6. hola chema! Genial la observacion sobre Nicholson, y tienes razon! cuanto trabajo! hay maquinas que son autenticas bellezas y hay otras que fueron gigantes, ahora todo lo arreglamos con dos dedos!!! saludosbuhos

    ResponderEliminar
  7. Yo aprendí en una olivetti lettera 50. La de tu foto la usaba para los cómputos finales... Me destrozaba los dedos pero te prometo que no tengo nada que ver con esos folios 😋
    Me encanta la estética de esa máquina y Jana ésta guapísima junto a Ella.

    Mil besitos con todo mi cariño, Chema 🥰

    ResponderEliminar
  8. Escribi en todo tipo de maquinas la verdad es que amo esta epoca con todo lo wue el modernismo conlleva!

    ResponderEliminar
  9. Las máquinas de escribir no tendrían corta y pega, pero el hecho de tener que teclear fuerte con cuidado de no cometer errores era especial. Mi madre tiene una y cuando era pequeña me encantaba intentar escribir algo con ella, el ver lo que vas escribiendo directamente en el papel tenía su encanto.

    En cuanto al resplandor la película gana mucho en versión original :)

    Besos!

    ResponderEliminar
  10. Yo aprendí el "método ciego" con una máquina eléctrica, aunque también llegué a utilizar la antigua. Quien no la ha utilizado no sabe realmente lo que es escribir en un teclado. Ahora en un pc te equivocas retrocedes y no dejas huellas, antes Madre mia¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  11. búho, además en esa escena las hojas con la frase "all work and no play..." tampoco eran fotocopias (que creo que eso sí existía ya en 1980). en cada una la frase está repetida de diferentes maneras. con saltos de línea, sin saltos de línea...

    amapola, es una entrada muy mía, agrupando varias ideas que tenía con un tema común, que esta vez era la máquina de escribir antigua. :)

    auroratris, a jana le encantan las cosas antiguas que ve en esta casa. la máquina de escribir, la caja fuerte, el piano... algo nuevo estará tramando. ;) en esas máquinas antiguas había que teclear con mucha fuerza!

    besos!!

    ResponderEliminar
  12. carmen, bienvenida!! la verdad es que ahora tenemos más fácil acceso a la información, y eso, bien utilizado, es una ventaja. aunque los recursos que se empleaban antiguamente denotan que la gente tenía ingenio.

    aivic, no lo había pensado así, la máquina de escribir era procesador de texto e impresora, simultáneamente. :) una vez le pedí a mi hermana mayor la que tenía ella, pero al rato vio que estaba escribiendo tonterías y se cabreó mucho. siendo un niño de 9-10 años, no iba a estar escribiendo una tesis doctoral. :P las pelis las veo siempre en versión original desde hace tiempo.

    manuela, yo algunas asignaturas de la carrera las llegué a estudiar con apuntes antiguos escritos a máquina. vaya trabajo... si se les escapaba una errata, hacían un borrón, porque como tuvieran que empezar una página de nuevo cada vez que se equivocaban, no habrían acabado en la vida.

    besos!!

    ResponderEliminar
  13. Que bonita máquina, me recuerda la primera que tuve que aun conservo ( soy muy fetichista lo guardo todo ) cuando estudiaba taquimecanografia recuerdo que la profesora una monjita muy exigente cómo mirara el teclado al escribir, al día siguiente me tapaba los ojos y todo lo escrito lo tenia que repetir varias veces ( así era en aquellos tiempos) aun conservo un mini libro del principito que escribí para fin de curso, por eso me trae tan buenos recuerdos
    saludos chemita 🙂🙂

    ResponderEliminar
  14. Hace poco recuperé mi vieja máquina de escribir de casa de mis padres porque mi hijo mayor tenía curiosidad por escribir en ella. Se cansó pronto: decía que las teclas iban duras y que no era fácil corregir las faltas, además de pasarse un buen rato intentado que el folio le quedara recto.
    Después de tenerla una semana sobre su escritorio la guardé y ya no ha vuelto a preguntar por ella.

    Besos.

    ResponderEliminar
  15. lua, una bonita experiencia, aunque fuera dura en su momento. en los teclados de ordenador, muchos usamos tres o cuatro dedos como mucho. en la auténtica mecanografía se usan todos los dedos. al final sabes dónde está cada letra casi sin mirar.

    devoradora, los de nuestra generación todavía hemos llegado a ver las máquinas de escribir y las hemos usado alguna vez en la vida. pero para los más jóvenes, debe ser algo incomprensible. con los móviles, el ordenador casi es algo antiguo.

    besos!!

    ResponderEliminar
  16. HOla Chema, las máquinas de escribir me entusiasman, siempre que no sean eléctricas, que para mí supone ya el principio del fin de esas máquinas espectaculares. Yo conservo la mía de estudiante, mecánica, por supuesto, y dos que he heredado de la familia. Me encantan y las tengo como elementos decorativos de mi casa.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  17. hablando de esa escena lo mas curioso fue que alguien tipografió esas paginas que se ven en la película e hizo un libro (con solo eso) que se vendió muy bien! jaja... hay gente para todo mas allá de que es un peliculón... saludos...

    ResponderEliminar
  18. ilona, la máquina eléctrica fue una cosa intermedia un poco efímera. las antiguas son pura ingeniería mecánica. al pulsar una tecla activabas una palanca a donde iba conectada la varilla que acababa en la letra que se estampaba sobre el papel...

    jlo, ése era el libro que estaba escribiendo jack nicholson en la peli, y que quizá tenía algún mensaje oculto. cuando pillaba a wendy mirándolo, le preguntaba sarcásticamente "te gusta??".

    ResponderEliminar
  19. Me gusta la idea de tu siguiente relato con la máquina de escribir, a mí hace unos años me regalaron una preciosa máquinta de escribir en Cuba, con una historia de fondo muy utópica y la tengo como oro en paño, siempre he dicho que tengo que escribir con ella pero aun no he encontrado a nadie de confianza que la repare, pero algún día escribiré un post utópico con ella.

    Abrazote utópico, Irma.-

    ResponderEliminar