jueves, 30 de enero de 2014

impresiones

el filósofo escocés david hume vivió en el siglo xviii, y su pensamiento pertenece a la corriente del empirismo.

su convicción de que todo conocimiento empieza y acaba en los sentidos, aparentemente no lleva a ninguna parte. sin embargo, hume hizo algunas aportaciones interesantes. una de ellas, la división de los contenidos de la mente en impresiones e ideas.

las impresiones son datos percibidos a través de nuestros sentidos. pueden ser simples, como por ejemplo un color o un sonido aislados; o complejas, como es el caso de la impresión global que percibimos de una persona que tenemos delante, de una casa que visitamos...

las ideas son las reproducciones que hacemos en nuestra imaginación de las impresiones que hemos recibido en un momento determinado. al igual que éstas, las ideas pueden ser simples o complejas.

y aquí viene lo interesante: podemos formarnos una idea compleja de algo que no existe en la realidad -como podría ser un animal mitológico, por ejemplo-. pero esa idea compleja irreal siempre estará formada por ideas simples que se corresponden con impresiones que hemos tenido en la realidad en algún momento. de la misma manera que cualquier color en el que podamos pensar siempre será una combinación de los tres colores primarios.

los sueños toman ideas individuales almacenadas en la mente, y las asocian de manera extraña y a veces sin sentido aparente. algo parecido sucede con las fantasías. siempre están basadas en cosas que nos han sucedido, en conversaciones que hemos tenido...

a medida que crecemos, vamos acumulando mayor cantidad de impresiones e ideas, y lo que es igual de importante, sabemos cómo conectarlas. por eso, nuestras predicciones son más certeras y nuestras fantasías más realistas.

es como si tuviéramos un juego de construcción -como el tente o el lego-, y cada vez dispusiéramos de una mayor variedad de piezas, teniendo además mayor intuición a la hora de juntarlas.

o, de manera similar, en un juego de recortables tendríamos más muñecas y más prendas y accesorios para vestirlas...

16 comentarios:

  1. Querido Chema
    De nuevo gracias por tu compañia .
    Siempre me han gustado las muñecas recortables
    Un Beso

    ResponderEliminar
  2. Durante mi adolescencia creía que debía experimentar, ser empírica, no podía opinar de algo si no lo había vivido; por fortuna, ahora ya sé que hay otros métodos científicos, he, he.
    Mañana pásate por mi blog, tienes una sorpresa agradable (o eso creo).

    ResponderEliminar
  3. princesa nadie, un placer acompañarte desde la distancia. :) ese juego de recortables vintage se lo he regalado a mi madre y a una amiga. como no tenía en casa ningún juego tipo 'tente' o 'lego' a mano para ilustrar esta entrada, utilicé la cubierta del juego de recortables.

    ses, ya he visto lo de la progresión aritmética en los precios, me ha encantado! como problema matemático, porque para el bolsillo no son nada buenas esas progresiones. ;) estoy de acuerdo, cuando cuentas algo siempre hay alguien que te lleva la contraria a la ligera, pero si lo has vivido en tus carnes sabes de lo que hablas.

    ResponderEliminar
  4. Uy, yo tengo de todo: impresiones, ideas, sueños, influencias, estímulos...... muñecas y recortables. Sï, este post es a mi medida!
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Esa caja de recortables me la regalaste tu :)

    ResponderEliminar
  6. Esa caja de recortables me la regalaste tu :)

    ResponderEliminar
  7. Muy bien explicado Chema. Creo que esto lo he estudiado en filosofía, me suena un montón cómo lo has explicado. Saludos

    ResponderEliminar
  8. rosana, seguro que en tu casa tienes algún juguete similar, que tú tienes de todo! ;) se me ocurrió la idea de este post en la caminata de tres cuartos de hora casi todo cuesta arriba que hay hasta la casa del niño al que doy clase ahora, jeje.

    ruth, ya me acuerdo, hace dos años o tres por tu cumple. esos juegos vintage están genial, forman parte de una colección, y en casa tengo unos cuantos, incluido ése de las muñecas.

    lucía, en 3ºbup el profesor de filosofía que teníamos ponía exámenes tipo test, lo cual era ideal para los que somos malos memorizando temas largos, como es mi caso. en cou sí que había que memorizar... el autor que más lógico me parecía entonces era aristóteles, ahora creo que es hume. las personas cambiamos...

    ResponderEliminar
  9. Cuantos recuerdos me traen las muñecas recortables... Paperas,anginas,gripes,... Mi madre solía comprármelas cuando estaba enferma. Creo que le gustaban más a ella que a mi :)))

    ResponderEliminar
  10. gen, yo cuando estaba malo de pequeño (y también de adulto) leía tebeos. pero claro, eso ya tenía que ser cuando estuviera un poco mejor, porque estando muy pachucho no tienes ganas ni de leer. supongo que te pasaría lo mismo con los recortables. y sí, gustan a las niñas y a las no tan niñas, jeje.

    ResponderEliminar
  11. Ideas e impresiones, a veces las mezclo y parecen lo mismo, jajajaja...Es curioso que menciones lo de las muñecas recortables porque hace un tiempo vengo pensando en hacer un cuadro con ellas, a ver si encuentro porque últimamente no las veo. Me ha encantado la entrada, besitos.

    ResponderEliminar
  12. ¡Hola Chema!
    Perdona que no haya venido antes a conocerte :)
    Yo odiaba la filosofía con toda mi alma en el colegio, a lo mejor porque el profesor tampoco ayudaba mucho. Pocos me gustaban... Sócrates, Platón, Marx y para de contar jajaja con decirte que yo amo leer y cuando tuvimos que hacerlo con "El mundo de Sofía" me descargué el resumen de internet y cambié las palabras.

    ResponderEliminar
  13. merchi, es verdad, a veces es difícil delimitar lo que es una impresión y lo que es una idea, jeje. ese juego de recortables en concreto lo he visto en diferentes lugares de españa, no sólo en madrid. en las revistas antiguas de chicas vienen recortables muy simpáticos.

    eva, bienvenida!! yo era muy de ciencias, sin embargo la filosofía me gustaba. ahora me produce sensaciones encontradas, porque por un lado me parece poco útil, pero por otro lado me trae buenos recuerdos. 'el mundo de sofía' me lo regalaron en esa época, en los últimos años de colegio.

    besos!

    ResponderEliminar
  14. Me ha encantado la entrada, sondear la mente humana (y no humana) siempre me ha gustado y todo conocimiento es útil y de grandes ideas esta hecha la historia.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  15. Ayyy mi chemilla!! Cuanto te he de menos :D. Acabo de ver el mensaje que dejastes en mi blog, no se que decir, gracias de corazón por haberte preocupado, y acordarte de mi, que sepas que yo tambn me he acordado, he estado tan liada que no he tenido tiempo ni para mi, y por desgracia tambn me puse malilla , gracias a Dios por fin me puedo poner al día con esto de los blog. Y disfrutar leyendo la maravillosas entradas de mi querido Chema :D.!! La mente humana que compleja es buaff, esta entrada ha sido muy interesante , y el añadir los recortable me ha parecido muy chulo. Yo los colecciono, me ecantan, son super retros, y hay muy muy chulos. Lo dicho chemilla feliciades por esta entrada tan buena. Un besi con mucho amor :D!

    ResponderEliminar
  16. arien, a mí me gusta hume porque parece que no decía nada pero sí que decía muchas cosas. él consideraba que las personas al nacer son como hojas en blanco, sobre las cuales se van escribiendo cosas a lo largo de la vida.

    karmen, cómo no! es que hay bloggers que de un día para otro desaparecen sin dejar rastro. piensas que están liadas o lo que sea, y hasta hoy. espero que te encuentres mejor. :) muchas entradas mías son así, jeje. pienso en alguna idea de mates o de física -esta vez ha sido de filosofía, menos habitual-, se me ocurre alguna cosa cotidiana con la que relacionarla, y ya tengo entrada nueva! :D

    besos!!

    ResponderEliminar