sábado, 26 de mayo de 2018

electricidad


en la aventura la brújula esdrújula de superlópez, el malvado doctor escariano avieso se traslada a un mundo paralelo donde se encuentra con otro científico loco. allí, a la energía eléctrica la llaman ‘energía ambárica’. un calambrazo le hace darse cuenta a escariano de que están hablando de lo mismo...

la electricidad fue descubierta en la edad antigua. al frotar el ámbar -material de origen vegetal utilizado con fines ornamentales- se generaban fuerzas que atraían pequeños objetos como plumas, cabellos... por tanto, el dibujante de superlópez tuvo muy buen criterio al llamar a la electricidad ‘energía ambárica’. sabía de lo que hablaba.


cuando estaba en 3º de bup, un día el profesor de física no podía venir a darnos clase, y dejó como tarea que los que más controlaban la asignatura salieran a la pizarra a resolver y explicar problemas. una manera de fomentar la participación y de ayudarse entre compañeros. yo salí a hacer un problema de campo eléctrico, que era lo que estábamos dando entonces. confieso que me hice un poco de lío y algún compañero tuvo que echarme un cable...

aquella clase la vigiló el profesor de filosofía, el cual sabía bien poco de física y no podía ayudarnos, pero alguien tenía que estar allí para poner un poco de orden. al parecer, luego le comentó al profesor de física algo así como: “estos chicos hacen los problemas un poco mecánicamente, me da la sensación de que no saben realmente qué es lo que están calculando”.

ése es el problema que tiene para mí y para muchos el tema del campo eléctrico en física. es algo que realmente ‘no lo ves’. así como los temas sobre el movimiento de los cuerpos son muy lógicos y fáciles de asociar a situaciones de la vida real, con las fuerzas eléctricas siempre hay algo que se te escapa... además, las definiciones que se dan de la electricidad son tautológicas: el concepto que se quiere definir aparece en la definición. te dicen que la electricidad es un flujo de electrones. muy bien, y qué son los electrones? son partículas que tienen carga eléctrica negativa. hemos vuelto al punto de partida, es una definición en bucle.


hace poco tuve que explicarle algo de campo eléctrico a una alumna de 2º de bachillerato. me lo repasé por el famoso libro de física de paul tipler. intentando una vez más comprender la naturaleza de las fuerzas eléctricas, me he quedado con la idea de que una carga crea un potencial eléctrico que se propaga en forma de superficies esféricas cuyo centro es la carga. las líneas de campo son radios de esas superficies esféricas, y se dirigen hacia fuera cuando la carga es positiva, mientras que lo hacen hacia dentro cuando la carga es negativa.

en definitiva, el tema de la electricidad es una pesadilla desde el punto de vista académico, aunque es fundamental en nuestra vida diaria. en alguna ocasión podemos alumbrarnos con velas como esther y juanito en un encuentro romántico, para crear una atmósfera íntima. pero en cambio, encender velas porque ha habido un apagón y no te queda otra, como que mola menos.

19 comentarios:

  1. Recuerdo mis clases de física... mi profesor se llamaba Don José Vela... ya te puedes imaginar el cachondeo, amigo Chema.

    Mil besitos y muy feliz finde.

    ResponderEliminar
  2. Muy observador el profesor de filosofía y muy buenas las explicaciones, me has hecho recordar al profesor Escariano, ya no me acordaba de él. Abrazucos

    ResponderEliminar
  3. This story reminds me of my cousin. When we were little girls, she persuaded me to touch an electric fence (to keep cows from escaping their meadow) with a leaf... It went "boom" in my head hahaha! The information about the amber plant is very interesting, it's fun to learn such little facts :-).
    Enjoy your Sunday! Hugs!

    ResponderEliminar
  4. Pues lo has explicado maravillosamente bien. Contigo estoy volviendo a recordar todas esas cosas que quedaron pendiendo en el tiempo con un tupido velo. Y me encanta!! Graciasss

    Y también me gustan mucho las velas (sin apagones) En mi casa tengo muchas; de todos los colores y tamaños. Soy muy dada a ellas, así como a los inciensos… Se ve que aún guardo en mí esa parte hippy de aquellos años jajaja

    Bsoss y abrazos gigantes, y muy feliz día, mi querido Chema!! 😘

    ResponderEliminar
  5. auroratris, a los niños cualquier apellido les parece divertido. al dar el tema de la luz eléctrica sí se armaría un poco de cachondeo, jeje.

    ester, era un profesor muy veterano, y además tenía algún cargo, era coordinador o jefe de estudios o algún rollo de esos. el doctor escariano me mola, es todo un sabio despistado. :P

    millicent, what a fright! :D i'm very prone to get little electric shocks when i touch metallic objects, such as car doors. the electric quality of amber was discovered in the ancient greece, they were very smart. :)

    ginebra, me encantan las chicas con un pequeño toque hippy! ;) a mí las velas me recuerdan por la iluminación que dan y el olor que desprenden a las clases de yoga a las que iba antes. una vela bonita es un buen regalo cuando no sabes qué regalar.

    besos!!

    ResponderEliminar
  6. Oh! qué románticos Esther y Juanito...

    Me encanta leerte porque aprendo muchas cosas y hoy me ha encantado como lo has explicado con superlópez :)

    Un montón de besos.

    ResponderEliminar
  7. Si hubiese más profes como tú, no nos hubiésemos pasado muchos a letras. Era todo tan abstracto que memorizaba cual loro. Y lo malo es que las cosas no han cambiado por lo que veo con mi hijo. Saludos, "Sheldon Cooper". ;)

    ResponderEliminar
  8. Contigo es como volver al cole, pero con muchas ganas y refrescando las cosas que olvidamos con el tiempo. Además tienes don para enlazar la materia con cosas divertidas. Me encanta :-D Besos

    ResponderEliminar
  9. La verdad es que la definición es como un bucle, sí. Así no me extraña que los que somos de letras nunca entendamos nada. Jajajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
  10. Ay Esther y Juanito...qué recuerdos de infancia me ha traído.
    Y respecto a la electricidad...eso es el punto fuerte d emi marido, yo me pierdo, sinceramente.
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Qué chula la anécdota de Súper López, eso demuestra que leyendo incluso las cosas más superficiales se puede aprender algo, aunque sólo sea gramática, y eso que yo no califico de superficial a Súper López, que es uno de mis personajes de cómic favorito. Yo no tenía ni idea de la relación entre el ámbar y la electricidad.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Cuánto hubiera dado por tener un profesor como tú, porque me gusta cómo explicas las cosas, siempre tan reflexivo y poniendo tan buenos ejemplos.

    Me ha encantado ver a Ester con Juanito tan acarameladitos.

    Besos y feliz tarde.

    ResponderEliminar
  13. carmen, hacía mucho que no ponía imágenes de esther, no sé por qué. el otro día le regalé una libreta de esther a una chica muy joven, y la reconoció porque según me contó, a su madre le gustaba.

    ángeles, ya quisiera yo ser como sheldon cooper, jeje. yo procuro que los alumnos se aprendan pocas cosas de memoria y que usen la lógica. a mí es que siempre me ha costado aprenderme cosas sin entenderlas...

    emma, este curso he tenido bastantes alumnos, y eso me ha hecho tocar muchos palos. casi todos los posts del blog me han salido solos, en cambio el año pasado algunas semanas no sabía qué publicar. ánimo con todo, guapa.

    álter, siempre leo con mucha atención el comienzo de los temas de electricidad de los libros de física, a ver si me entero realmente de qué es la electricidad antes de que entren en fórmulas, y no hay manera. ^_^

    besos!!

    ResponderEliminar
  14. gemma, esa viñeta es de una mini-fiesta que hacen en el interior de un camión. ya me toca releer las aventuras de esther. y preparar el calendario para el año que viene, que luego se echa el tiempo encima!

    ilona, las aventuras de superlópez, sobre todo las más modernas, tratan temas de actualidad y tienen mucho mensaje. no tienen tanto éxito como mortadelo y filemón porque no les hacen suficiente marketing.

    maría, se intenta! ^_^ este curso he tenido entre otros a tres hermanas de 2º y 1º de bachillerato y 1º de eso. la pequeña ha aprobado mates y las mayores van bien encaminadas. ponen de su parte y eso es fundamental.

    besos!!

    ResponderEliminar
  15. que genio eres!!!! gracias y saludosbuhos

    ResponderEliminar
  16. Pellizcar la pared y que se encienda la luz para mi es un poco de magia.
    Mi madre conserva algún artilugio con aceite y mecha para cuando se va la luz que no son las románticas velas.
    Interesante entrada, amigo Chema.
    Besosssss

    ResponderEliminar
  17. A mí me encantan las velas!! tengo un montón y las enciendo muchísimo, incluso en la oficina pongo una de ikea de olor casi todos los días. Y en invierno, en plan hygge me encanta llenar una mesa de velitas mientras vemos la tele bajo una manta. Y en verano en el porche al atardecer... pero vamos, que nada como llegar a una habitación, darle a un botón y que se haga la luz!
    Me he reído cuando has dicho que un compañero tuvo que "echarte un cable" hablando de electricidad.... ja, ja, ja, muy bien traído.
    Y me ha parecido muy interesante lo del ámbar. Qué chulo el ámbar!
    Besos

    ResponderEliminar
  18. Pobre profe de filosofía, allí viendo como hacías problemas que a él le sonarían a chino jeje

    ResponderEliminar
  19. búho, y eso que precisamente en este post reconozco mis limitaciones en estos temas de campo eléctrico, jeje. pero no desespero de entenderlo algún día. ^_^

    maite, cuando hablaban de lo alta que es la velocidad de la luz, de pequeño creía que tenía que ver con que pulsabas el interruptor y se encendía instantáneamente. esas lámparas fueron el eslabón entre las velas y antorchas y la luz eléctrica.

    rosana, la expresión 'echar un cable' la usé inconscientemente, pero es verdad que va muy a tono con el tema del post. :D a mí las velas me recuerdan a yoga, que lo echo mucho de menos. lo malo es que cuando dan las vacaciones a los niños y puedo ir, recortan mucho las clases en la academia porque va menos gente.

    geno, era una poco paradójico ese profesor, porque despreciaba las matemáticas, pero luego sus exámenes eran tipo test, que son lo más matemático que hay: las respuestas, o están bien o están mal.

    besos!!

    ResponderEliminar