martes, 18 de septiembre de 2018

otro tiovivo más

ya sabéis lo mucho que me gustan los tiovivos. ésta es por lo menos la quinta entrada que publico con fotos de un tiovivo en el blog. en este caso se trata de uno que pusieron hace relativamente poco cerca de la estación de atocha. siempre que pasaba por allí me quedaba con ganas de acercarme...

este pasado domingo fui a hacerle unas fotos, y no me monté porque se me hacía tarde para volver a casa a comer, otra vez será. tiene dos pisos, como veréis. pude comprobar que el piso de arriba estaba muy demandado, se llenaba rápido. tiene que ser chulo montar en caballito y verlo todo desde lo alto.

lástima que en la primera foto, la que abarca todo el tiovivo en conjunto, pillara a un señor delante. si por lo menos hubiera sido una mamá de buen ver, pues vale, pero qué mala suerte que encima fuera un maromo. :D enseguida me di por satisfecho con esa foto, y la tendría que haber mirado en detalle por si había que repetirla.

pero bueno, el resto de fotos creo que han quedado bonitas. espero que os gusten. hay algún caballito en especial o alguna barquilla en la que os gustaría montaros?













18 comentarios:

  1. Es que hay que reconocer que ese tio vivo es precioso.
    A mí ni de pequeño me gustaban mucho, si solo daban vueltas. Pero será porque no me he encontrado ninguno tan molón como ese...
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Los tiovivos tienen algo especial… Son como mágicos; como si al subir en ellos cambiaras de dimensión… Además, siempre me fascinaron los caballos, con lo que aún hacía que me gustase más la atracción.

    Las fotos son muy bonitas, a pesar del maromo jajaja

    Yo me quedaría con el blanco de la penúltima foto. El que lleva la silla de montar azul 😊🐎

    Bsoss enormes, y muy feliz tarde, mi querido Chema!

    ResponderEliminar
  3. Ainnnns soy tan fan de los tiovivos. Lo del señor...no se nota.
    ¡¡¡Besos!!!

    ResponderEliminar
  4. Me encantan los tiovivos, llenos de luz, alegría y diversión. Nunca antes había visto uno de dos pisos, gracias a ti he tenido el gustazo de verlo. La próxima vez Chema, darte una vuelta en él, la música te transporta a una época de niñez e inocencia. Besitos!!

    ResponderEliminar
  5. Que bonito y con escaleras, me gustan pero cuando están quietos, verlos girar me marea, era mi marido quien llevaba mis hijas a montar al tiovivo, los caballitos y cualquier cosa que girara. Me ha gustado ver este, es elegante. Abrazos

    ResponderEliminar
  6. pirulí, a mí de pequeño me gustaban para montarme. ahora me gustan como obra ingenieril y artística. y también para montarme, de vez en cuando. en el verano de hace como cuatro años me monté en uno...

    ginebra, los caballos son como una obra de arte de la naturaleza. ése que dices es muy bonito. el tiovivo es mágico. cuando suena el timbre que indica que se va a poner en marcha y empieza a rotar y se empiezan a escuchar canciones alegres de fondo...

    gemma, miré con lupa las fotos más de detalle, y casi ni me preocupé de la más general, que tampoco está centrada del todo. pero bueno, con imperfecciones queda más auténtico. ^_^

    rosana, hay otro parecido en santander, en los jardines de pereda. hace años que no voy, pero una amiga me mostró una foto el otro día, así que sigue estando allí. y la música también es importante, tú lo has dicho. me encantan esas canciones que ponen en los tiovivos!

    ester, yo en estos casos voy haciendo las fotos mientras están quietos. si se pone a girar y aún me queda alguna foto pendiente, pues tengo que esperar a que pare. éste tenía una barquilla que giraba sobre sí misma, por si no era suficiente el giro del tiovivo. ;)

    besos!!

    ResponderEliminar
  7. Yo no soy muy de tiovivos básicamente porque me mareo pero este es espectacularmente bonito y, además, está en uno de mis sitios favoritos de Madrid, la cuesta de Moyano. Me trae muy buenos recuerdos de ir con mi padre cuando era pequeña y siempre volver con algún libro. Me parece un gran acierto que revitalicen esa zona con actividades y este precioso tiovivo. P.d.: no he conseguido quitarme de la cabeza en ya unos cuantos años la música del tiovivo de la Warner. Hasta lo comenté con el chico que trabajaba en él, que como podía soportarlo y me confirmó que no me lo podría imaginar, el soniquete perpetuo en la cabeza. Saludos.

    ResponderEliminar
  8. A mí me encantan los tiovivos, en Castro tenemos uno instalado de forma permanente en un parque y cuya temática es Julio Verne, es precioso. Cuando fui a Santander hace poco a visitar a Rosana había uno de dos pisos como el que nos enseñas, me encantó, nunca había visto uno así, me parecen artilugios maravillosos.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  9. Qué preciosidad de tiovivo, Chema.
    Me evoca muchos recuerdos... También la película de Mary Poppins, que por cierto, regresa.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  10. ángeles, es verdad, está justo al lado de la cuesta de moyano. suelo enfilarla desde arriba, bajando. tengo que darme una vuelta por ahí, hace tiempo que no voy. en cuanto al tiovivo, estar con esa música varias horas seguidas todos los días tiene que ser tremendo, jeje. en éste de atocha ponen canciones infantiles tipo 'debajo un botón-ton-ton', que fue una de las que escuché el otro día.

    ilona, tendré que verlo si vamos a castro urdiales algún día. mi madre tenía familiares allí. en los jardines de pereda había uno muy bonito, lo quitaron, y luego pusieron el de dos pisos que era mejor todavía. en el verano de 2014 me monté un día.

    maite, la película de mary poppins me la tengo que pillar en dvd y verla en versión original, como me gusta ver las pelis últimamente. y en ese tiovivo me voy a montar algún día, aún no sé cuándo...

    besos!!

    ResponderEliminar
  11. Es una pasada, amigo Chema!!! las fotos preciosas y he de decirte que nunca había visto un tiovivo de dos plantas. En serio!!

    Siempre me encantó la serie "Furia" así que siempre he montado en los caballitos negros, he visto uno por ahí.

    Mil besitos para tu noche.

    ResponderEliminar
  12. A mí también me encantan los tiovivos (estos bonitos, claro!). Una vez en Inglaterra, volvíamos de la piscina y nos encontramos con unas ferias que eran todas las atracciones en plan vintage. Fuimos a casa, nos cambiamos de ropa, cogimos la cámara y nos volvimos 20 minutos a hacerles fotos. Las tengo que rescatar y enviártelas para que las veas. eran súper chulas!
    A mí no me gustan los cachivaches que dan vueltas, prefiero montar en los caballitos que suben y bajan.
    besos

    ResponderEliminar
  13. auroratris, es verdad, los que había cuando éramos pequeños eran más sencillitos. un día me voy a montar, y además en el piso de arriba. ya se sabe, si la haces, hazla gorda. :D

    rosana, me encantará verlas!! en inglaterra tienen que ser preciosos los tiovivos, con el buen gusto que tienen allí. los caballos son lo clásico, aunque habrá quien quiera innovar. hay una barquilla que tiene un movimiento de nutación, como se llama en física. :D

    anuar, en efecto, los tiovivos son mágicos. :)

    ResponderEliminar
  14. No me extraña que te gusten los tiovivos, son obras de arte... a mi me encantan.

    Yo me montaría en la parte de arriba también.

    Mil besitos.

    ResponderEliminar
  15. Que entra mas magnifica a mi me encantava subirme a ellos
    gracias por tu visita y comentario
    Besos
    Bona semana

    ResponderEliminar
  16. sakkarah, los tiovivos juntan arte y física, esto último por sus movimientos oscilatorios. en el piso de arriba nunca he llegado a montarme, ni de pequeño ni nunca.

    anna, un domingo de estos tengo que ir allí y montarme, lo tengo pendiente. no será la primera vez que me monto en un tiovivo de adulto...

    lua, es precioso. alguna de estas fotos me la pondré de imagen de portada en facebook, cuando me aburra de la que tengo ahora. ;)

    besos!!

    ResponderEliminar